23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Despejado
25°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Muy nublado
20°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 27 de abril de 2017, 21:00

El Palmeiras es recibido por una multitud en Brasil la tras pelea en Montevideo

Sao Paulo, 28 abr (EFE).- Los jugadores del Palmeiras fueron recibidos hoy en Brasil por una multitud tras la pelea que protagonizaron la víspera con los del Peñarol, en un partido de la Copa Libertadores en Montevideo.

Los futbolistas fueron tratados como héroes a su llegada al aeropuerto de Sao Paulo por aficionados que lanzaron cánticos en apoyo al equipo, principalmente al centrocampista Felipe Melo, el principal implicado en la gresca con los uruguayos.

En medio del clima de fiesta, algunos de los funcionarios y jugadores del equipo relataron los momentos de miedo vividos durante la pelea que tuvo lugar después del encuentro, en el que el Palmeiras se impuso por 2-3 en el Estadio Campeón del Siglo de Montevideo.

Algunos jugadores de ambos clubes protagonizaron una pelea en la cancha y el clima de violencia se trasladó a las tribunas, en donde hinchas de ambos lados se tiraron objetos.

Autor de dos goles, Willian desembarcó con marcas de violencia en el rostro y expresó su indignación con lo ocurrido.

"Es lamentable. Ellos estaban predispuestos, cerraron las puertas, poca seguridad. Ellos querían que nos quedáramos ahí, expuestos. Ellos ya estaban con ganas de pelear, pero el Palmeiras fue inteligente y la dirección llevó la seguridad (guardaespaldas)", aseguró.

Willian defendió a su compañero Felipe Melo y destacó que tiene "una personalidad fuerte, pero no actúa con violencia".

"Estamos todos bien. Él pidió disculpas después. No era su intención", agregó.

El portero Fernando Prass, por su parte, aseguró que los jugadores del Peñarol "apostaron por la agresión y la violencia" al saber que "estaban prácticamente eliminados. Espero que sean amonestados", dijo.

El médico del club, Gustavo Magliocca, explicó que las heridas sufridas por los jugadores en la gresca no influirán en los próximos partidos.

"Físicamente no hemos tenido ninguna pérdida. Al final de cuentas, el balance ha sido positivo si se tiene en cuenta lo que sucedió allí", agregó el doctor.

El presidente de la entidad, Mauricio Galiotte, afirmó que los veinte guardaespaldas con que el Palmeiras viajó a Uruguay salvaron a los integrantes del club brasileño de una tragedia.

Ello debido a que, denunció, cuando los jugadores quisieron refugiarse en el vestuario después del partido encontraron las puertas cerradas y los guardaespaldas tuvieron que montar una barrera para evitar nuevas peleas entre integrantes de ambos clubes.

"Si el Palmeiras no hubiese llevado veinte guardaespaldas, como lo hicimos, habría ocurrido una tragedia. Los jugadores podían haber muerto allá dentro (en los pasillos que conducen a los vestuarios)", aseguró Galiotte.