18 de enero
Miércoles
Mayormente despejado
22°
36°
Jueves
Despejado
23°
36°
Viernes
Despejado
24°
36°
Sábado
Parcialmente nublado
24°
36°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
ETC
lunes 19 de diciembre de 2016, 10:08

¿El fin del español en escuelas del Brasil?

El Congreso de Brasil tiene aún pendiente de aprobación un proyecto de ley que amenaza la posibilidad de que en los próximos años se triplique el número de brasileños que hable español, hasta 30 millones, como hasta hace poco preveía el propio Ejecutivo.
EFE.

La llamada reforma de la enseñanza secundaria, que ha generado gran polémica en el país y motivado protestas de estudiantes en todo Brasil, fue aprobada esta semana por el pleno de la Cámara de Diputados y ahora aguarda a ser votada en el Senado para convertirse en ley.

La reforma, duramente atacada por excluir materias como filosofía y sociología del currículo en secundaria y por permitir que personas sin formación como docentes puedan convertirse en profesores, establece el inglés como asignatura obligatoria y elimina la obligatoriedad de las escuelas de ofrecer español, aunque su estudio era optativo para los alumnos.

"Eso no significa que el español desaparecerá de la enseñanza media en Brasil ya que la nueva legislación deja abierta la posibilidad de que sean ofrecidas otras lenguas extranjeras que seguirán teniendo un carácter optativo, preferentemente el español", explicó a Efe el embajador de España en Brasil, Manuel de la Cámara.

Pero el diplomático, que dice haber intermediado ante el Ministerio de Educación y los ponentes de la medida en el Congreso en defensa del español, admite que la medida frena la rápida expansión de la lengua de Cervantes que se esperaba en el mayor país de América Latina.

La estimación de que 30 millones de brasileños hablarían español fue realizada en 2005 por el Gobierno, tras la aprobación de una ley impulsada por el entonces presidente Luiz Inácio Lula da Silva que obligaba a las escuelas de secundaria a ofrecer el español en el currículo.

El nuevo proyecto propuesto por el actual mandatario, Michel Temer, acaba con esa obligatoriedad y le da prioridad al inglés.

"Al no ser obligatoria la oferta, es muy probable que la enseñanza del español en las escuelas en Brasil pierda importancia", asegura.

De la Cámara relata que en sus reuniones con diferentes autoridades y legisladores brasileños ha defendido la conveniencia de que se mantenga el español en el currículo de la secundaria.

"Nuestra sugerencia es que la enseñanza del español se siga incluyendo en todos los estados de Brasil, en la parte diversificada del currículo, en todos los itinerarios que se establezcan, es decir, no solo para los que sean de carácter predominantemente "humanístico", afirmó, "sino también en los que tengan un carácter científico, de manera que forme parte de las asignaturas que se pueden escoger por todos los alumnos", concluyó.

Según el diplomático, Brasil no puede olvidar que tiene frontera con varios países hispanohablantes y que sus relaciones con los vecinos tienen una importancia política y económica fundamental.

Agregó que, cualquiera que sea la decisión del Congreso brasileño, el Gobierno español y los ocho centros del Instituto Cervantes en Brasil seguirán colaborando en la formación de profesores brasileños de lengua española, algo que es considerado vital para el crecimiento del español en el país.

El Instituto Cervantes calcula que cerca de 10 millones de brasileños ya hablan español y que, de los 21 millones de estudiantes de español en el mundo, 6,12 millones, el 29%, son brasileños, lo que convierte al gigante suramericano en el segundo país con más alumnos de español, solo por detrás de Estados Unidos.

El director del Instituto Cervantes en Río de Janeiro, Óscar Puyol, reconoce que gran parte de ese crecimiento obedeció a la llamada "ley del español" de Lula

Según el Instituto Nacional de Estudios y Pesquisas Educativas (INEP) del Ministerio de Educación, el 49% de las escuelas de secundaria de Brasil ya ofrecía español en 2011, porcentaje que se reducía al 9,1% en las de nivel primario.

Para el director del Instituto Cervantes de Sao Paulo, Juan Carlos Vidal, la importancia del español en Brasil se debe a "la fuerte vinculación con Europa, a las relaciones económicas y culturales con los países del entorno y a la cada vez más importante presencia de la comunidad hispana en Estados Unidos".

"El 'portuñol' ya no sirve. El buen profesional necesita estar preparado y dominar el español", puntualiza por su parte Pujol, que asegura que el español está cada vez más valorado en el mercado laboral brasileño.

El Instituto Cervantes tiene varios proyectos para la formación de docentes de español debido a que, según reconoce Pujol, "uno de los grandes problemas tradicionales de la expansión del español es la carencia de profesores, especialmente en las escuelas, algo que a día de hoy se refleja en la necesidad de unos 15.000 profesores más de español".