10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 2 de septiembre de 2016, 06:05

El español Arévalo sorprende en Venecia con un thriller intenso

Venecia (Italia), 2 sep (EFE).- En su debut detrás de la cámara, el actor español Raúl Arévalo sorprendió hoy en Venecia con "Tarde para la ira", un thriller intenso con una gran pareja de actores, Antonio de la Torre y Luis Callejo, en una historia de venganza con la que compite en la sección Horizonte de la Mostra.

"No me sorprende que estemos aquí porque creo que tenemos una de las mejores películas del año", dijo De la Torre en una rueda de prensa sobre un proyecto que comenzó hace más de ocho años cuando Arévalo escuchó una conversación en el bar de su padre.

Una charla en la que algunos clientes se planteaban qué hacer si su familia sufriera un violento ataque.

A partir de ahí, Arévalo empezó a construir una historia que nunca pensó que llegaría a Venecia o a Toronto, festival al que acudirá la próxima semana.

"No pensé en ningún momento en el resultado. Es precioso estar aquí, pero no pensaba en ningún resultado. Quería que nos gustase a nosotros. No pensaba en que gustara a un crítico concreto. La hice para el público, no para ganar un premio", explicó Arévalo.

Lo malo, agregó, es esperar que una segunda película como director llegue a Venecia. "Espero que no me genere mucha presión".

"Tarde para la ira" cuenta cómo Ana (Ruth Díaz), que regenta un bar de barrio con su hermano, espera la salida de su marido Curro (Luis Callejo) de la cárcel, tras ocho años de condena por el atraco a una joyería en la que murió una de las empleadas.

Uno de los clientes, Jose, (De la Torre) tiene una relación muy cercana con los hermanos y se muestra enamorado de Ana. Pero la película está lejos de ser una historia costumbrista o de reinserción.

Pese a ello, el director refleja en el filme su infancia, la forma de hablar de su padre y las calles de su barrio, con la idea de contar personajes que conoce. "Tenía muy claro dónde quería rodar", con los paisajes de Castilla y lugares familiares.

Arévalo y De la Torre participaron en la película española "La isla mínima", una experiencia que ayudó mucho al primero en esta primera experiencia como director, aunque aseguró que siempre soñó con dirigir antes que actuar.

Al respecto, De la Torre señaló: "Hay dos tipos de directores con los que yo he trabajado, los que son mas realizadores y los que trabajan con los actores y le dan mucha importancia a los actores", como Arévalo.

"Siento que Raúl ha podido sacar mucho de mí por lo mucho que me conoce (...) me ha hecho recordar por qué me quiero dedicar a esto y espero que en el futuro se repita una experiencia tan hermosa y tan intensa como esta", agregó.