25 de junio
Domingo
Muy nublado
19°
28°
Lunes
Mayormente nublado
19°
27°
Martes
Parcialmente nublado
19°
28°
Miércoles
Mayormente nublado
17°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
jueves 29 de diciembre de 2016, 02:00

El corazón, el cerebro y los riñones sufren con las altas temperaturas

El termómetro llega a 37ºC. Si siente sofoco, excesivo sudor, dolor de cabeza intenso, calambre, sed intensa mientras está bajo el sol, debe dar una pausa, buscar sombra, un ambiente agradable y tomar abundante agua, porque puede estar sufriendo un golpe de calor, advierte el doctor José Ortellado, titular del Programa Nacional de Prevención Cardiovascular del Ministerio de Salud Pública (MSP).

Un shock por el calor puede matar. "El golpe de calor ocurre cuando se pierde la regulación de las arterias. Si la persona se sigue exponiendo se puede entrar en un estado de insolación. Si sigue se expone a convulsiones, o sea problemas neurológicos por efectos del calor, que es lo más grave que existe porque puede convulsionar, perder el conocimiento y puede morir por un shock de calor. Exponerse mucho tiempo (a las altas temperaturas) es peligroso".

El corazón, el cerebro y los riñones son los órganos vitales que principalmente son afectados ante la exposición a altas temperaturas. "Cuando las temperaturas superan más de 38 grados estos órganos pueden descompensarse". Fácilmente sucede en aquellas personas hipertensas, cardiacas, con insuficiencia renal o que sufrieron un derrame cerebral "responden mal a las altas temperaturas". Pero hay personas que tienen mayor resistencia, como los de piel oscura.

¡CUIDADO! Golpe de calor, insolación o quemaduras de la piel son algunas de las complicaciones que produce exponerse al sol durante las horas críticas que van de 10.00 a 17.00. Para contrarrestar los efectos del calor, el doctor Ortellado recomienda una alimentación saludable y consumir abundante líquido.

"Las altas temperaturas producen una sudoración; eso significa que se empieza a perder líquido. La persona se deshidrata y puede bajar la presión arterial. En un paciente hipertenso, el cambio es al revés, cuando empieza a sudar mucho puede subir la presión como para descompensar a la persona".

Las personas con enfermedades de base, niños y adultos mayores deben extremar los cuidados para evitar la deshidratación y el golpe de calor. Los adultos mayores tienen menos probabilidad de sentir y reaccionar ante los cambios de temperatura, por lo que deben evitar la exposición al sol y permanecer en ambientes climatizados. Los mismos cuidados se deben aplicar con los niños y embarazadas.

EXCESOS. El doctor José Ortellado recomienda evitar los excesos en el consumo de las bebidas alcohólicas durante los días calurosos. El alcohol aumenta la temperatura interna del cuerpo, son calorías vacías y deshidrata. "El abuso puede acarrear arritmias cardiacas y si uno se llega a emborrachar, trae consecuencias neurológicas puede perder el equilibrio. Uno pierde los sentidos del reflejo, por eso no se recomienda manejar si se bebe".

Embed