10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
31°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 15 de octubre de 2016, 01:00

EEUU da un paso clave en normalización con Cuba

El presidente Barack Obama quiere volver irreversible la apertura iniciada durante su gobierno hacia la isla y por ello anunció un paquete de reducción de las sanciones económicas que existen.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, formalizó este viernes la normalización de relaciones con Cuba como una política oficial, en un anuncio acompañado con un nuevo paquete de reducciones a las sanciones comerciales contra la isla.

En una Directiva Presidencial de 12 páginas, Obama definió a la normalización de las relaciones con Cuba como una política estadounidense, y adelantó que con ello se propone hacer que la aproximación con la isla "sea irreversible".

La política definida en el documento se propone, entre otras cosas, mejorar las relaciones de gobierno a gobierno, la expansión del comercio bilateral y también la promoción del acercamiento de Cuba a diversos organismos financieros internacionales.

"No buscaremos un cambio de régimen en Cuba", escribió el presidente en la página 7 de su Directiva, en el capítulo referido a la promoción de los derechos humanos.

Los cambios facilitan la exportación a Cuba de algunos bienes estadounidenses comprados por internet, permiten que compañías norteamericanas mejoren la infraestructura en la isla con propósitos humanitarios, y libera la cantidad de cigarros y ron cubanos que viajeros estadounidenses pueden llevar a su país para uso personal.

Las leyes estadounidenses todavía prohíben el turismo general a Cuba, pero el Gobierno ha usado anteriormente paquetes regulatorios para facilitarles a sus ciudadanos la visita a la isla bajo 12 categorías oficialmente autorizadas.

Un alto funcionario estadounidense, que pidió no ser identificado, dijo que el Gobierno quiere asegurar los beneficios de la nueva política hacia Cuba para los ciudadanos y compañías estadounidenses, y hacer imposible que cualquier futuro presidente quiera "atrasar el reloj".

Otros cambios anunciados el viernes incluyen permitir a compañías estadounidenses proveer servicios de seguridad para la aviación comercial de Cuba, destino al que las aerolíneas de Estados Unidos están comenzando a realizar vuelos regulares.

La normativa también permite a compañías farmacéuticas cubanas solicitar la aprobación de la FDA de medicamentos y que firmas estadounidenses mejoren infraestructura en la isla con propósitos humanitarios. efe-reuters-afp