9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
EPP
martes 30 de agosto de 2016, 02:00

Diputados colorados defienden a De Vargas y culpan a la oposición

La aplanadora colorada de diputados se impuso ayer en la Cámara Baja para evitar que se pida la destitución del ministro del Interior, Francisco De Vargas, tal como solicitó la oposición. En lugar de eso, solamente pidieron que se redoble los esfuerzos en la zona norte del país, donde murieron ocho militares en una emboscada que tuvo lugar en Arroyito, distrito de Horqueta, el sábado pasado.

Con 40 votos, los colorados impusieron la aprobación de una resolución que condena el cobarde atentado criminal por parte del narcoterrorismo en la zona norte de nuestro país y se exhorta a los organismos de seguridad a redoblar esfuerzos y coordinar tareas para eliminar del territorio nacional la violencia y el narcoterrorismo.

La oposición consensuó un proyecto de resolución en el cual se exhorta al presidente Horacio Cartes a remover a De Vargas, a los comandantes de las Fuerzas Militares, de las Fuerzas de Tareas Conjunta (FTC) y de la Policía Nacional, Luis Gonzaga Garcete, José Alvarenga y Críspulo Sotelo, respectivamente. La iniciativa contó con 29 votos, por lo que no prosperó.

Durante las cinco horas de debate, el oficialismo defendió al Gobierno y evitó criticar a De Vargas. Los colorados también vincularon al EPP con Fernando Lugo, el monseñor Melanio Medina y los partidos de izquierda.

“Los enemigos del pueblo se esconden en la oscuridad del narcoterrorismo, disfrazados con piel de cordero, muy cerca de nosotros”, dijo Clemente Barrios.

Las críticas de la oposición se centraron en el trabajo que realiza la FTC y la corrupción que hay en el manejo del dinero que se destina a la lucha contra el EPP. Víctor Ríos dijo que el último atentado revela un “fracaso político estrepitoso sin precedentes”. Varios opositores señalaron que el Gobierno colorado quiere resucitar el Plan Cóndor de la dictadura.

“¿Qué pretenden cuando acusan a partidos fraternos de la oposición, de estar involucrados con los subversivos, ¿qué quieren?, ¿proscribir de vuelta por decreto los partidos políticos en el Paraguay?”, preguntó el liberal Dionicio Amarilla.

APARECEN EN ESTA NOTA