25 de septiembre
Lunes
Mayormente despejado
19°
33°
Martes
Mayormente despejado
20°
33°
Miércoles
Muy nublado
21°
34°
Jueves
Mayormente nublado con tormentas
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
jueves 13 de julio de 2017, 01:00

Diputados aplazan por novena vez el proyecto de financiamiento político

Cámara Baja nuevamente dejó de lado el estudio del proyecto que pretende cortar con dinero sucio del narcotráfico en política. Cartistas y sus aliados no quieren que control rija en las internas de diciembre.

La Cámara de Diputados obró nuevamente como hace una semana aplazando el proyecto para modificar la Ley de Financiamiento Político, que busca extender el control del dinero sucio que corre en las campañas políticas al plano de las internas partidarias.

La mayoría conformada por el cartismo, diputados liberales llanistas y aliados sumaron 33 votos contra una minoría de 23 de la oposición. Esta vez pusieron como excusa que no existían dictámenes de las comisiones asesoras. También 15 diputados no votaron y tres se abstuvieron. Sin embargo, sí tuvieron tiempo para declarar de interés turístico, nacional y cultural el certamen de Miss Paraguay.

El aplazamiento por 15 días fue a pedido del diputado colorado Tadeo Rojas. Los liberales manifestaron que a lo sumo se debía aplazar por ocho días, pero ante ambos pedidos la diputada Olga Ferreira se quejó, puso el dedo en la llaga y señaló que quienes postergan sistemáticamente el proyecto que busca ejercer mayor control sobre el dinero sucio en las campañas en realidad tienen miedo a dicho control.

"Cualquier excusa es válida y, precisamente, a sabiendas de que no estaban conformadas las comisiones, se mandó de vuelta a que ellas la estudien. Pero está claro que esta mayoría aplastante contra el proyecto lo que quiere hacer es que los lavadores de dinero vengan a mandonear en Diputados", disparó, afirmando que ya no soporta esta situación.

Agregó que la ley como está sigue amputada, ya que no tienen posibilidad de actuar de oficio ni la Contraloría, ni la Secretaría de Prevención del Lavado del Dinero (Seprelad).

Tras esta incursión, liberales y colorados encendieron el debate y el diputado Víctor Ríos argumentó que ni se tiene miedo ni tampoco la ley va a impedir que corra el dinero sucio en campaña.

"Mientras el financiamiento no sea solo público, siempre habrá dinero sucio en las campañas políticas y, por lo tanto, en esta cámara", dijo, pero se mostró contrario a aplazar por muchos días el estudio y pidió una sesión extraordinaria.

Roces. El diputado Ramón Romero Roa, quien ofició de vocero del cartismo, dijo que no hay mala fe en el hecho de aplazar el proyecto, dado que sin dictamen el reglamento de la Cámara impide el tratamiento del texto. Se refirió a que Olga Ferreira miente al decir que la ley no se va a aplicar, subrayando que en realidad la legislación está vigente y lo que se busca es que entre en vigencia también para las internas. "Pareciera que se quiere instalar que un sector tiene miedo y quien es la única que agarra la bandera (en alusión a Olga) no lo tiene", dijo.

Posturas encontradas. El estudio se estancó desde hace semanas debido a que un grupo de cartistas y aliados plantearon que el tope para la contribución de los aportantes suba de USD 70.600 a USD 706.600 por cada persona física o jurídica en forma anual.

La legislación vigente establece que las contribuciones no deben exceder los 5.000 jornales por persona.

Para que la modificación a la ley tenga efecto en las internas de diciembre, esta debe promulgarse antes del 21 de agosto, fecha en la que se lanza el cronograma electoral de la Justicia Electoral. Si pasa Diputados debe estudiarse luego en la Cámara de Senadores.