5 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
ETC
miércoles 26 de octubre de 2016, 06:29

Detectan inesperados halos gigantes alrededor de distantes cuásares

Un equipo internacional de astrónomos ha descubierto brillantes nubes de gas alrededor de cuásares distantes, revelación que se opone con los modelos actuales aceptados sobre la formación de las galaxias, según informó hoy el Observatorio Austral Europeo (ESO), desde su sede en Garching (sur de Alemania).

EFE

Los cuásares, objetos más luminosos y activos del universo, son galaxias activas que contienen agujeros negros supermasivos en su interior, que consumen estrellas, gas y otros materiales a una alta velocidad y provocan la emisión de enormes cantidades de radiación.

Una colaboración internacional de astrónomos, liderada por un grupo del Instituto Federal Suizo de Tecnología (ETH) en Zúrich, estudió el gas que se encuentra alrededor de distantes galaxias activas mediante el espectrógrafo de campo integral MUSE, instalado en el telescopio de largo alcance (VLT, por su siglas en inglés) en el Observatorio Paranal, en Chile.

Este trabajo de investigación, que se presenta en un artículo científico en la revista Astrophysical Journal, señaló que se seleccionaron 19 cuásares entre los más brillantes para ser analizados.

Estudios anteriores concluyeron que alrededor del 10 % de todos los cuásares estaban rodeados por halos compuestos de un gas conocido como medio intergaláctico (WHIM, por sus siglas en inglés).

Las capacidades únicas de MUSE, herramienta empleada por primera vez para sondeos de este tipo, detectaron ahora grandes halos alrededor de los 19 cuásares observados, una cifra sustancialmente superior a los dos halos que, por estadística, se esperaban hallar.

Los científicos sospechan que esto se debe al enorme aumento en el alcance de observación del nuevo instrumento respecto a sus antecesores, pero será necesario llevar a cabo más estudios para determinar si éste es el caso.

"Todavía es demasiado pronto para decir si esto se debe a nuestra nueva técnica de observación o si los cuásares de nuestra muestra son algo peculiares. Así que todavía hay mucho que aprender; estamos iniciando una nueva era de descubrimientos", afirmó la autora Elena Borisova, del ETH de Zúrich.

Los 19 halos recién detectados también revelaron que están formados por gas intergaláctico relativamente frío, a unos 10.000 grados centígrados, lo cual supone un conflicto con los modelos actuales aceptados sobre la estructura y formación de las galaxias.

Estas teorías sugieren que el gas, estando tan cerca de las galaxias, debería tener temperaturas de más de un millón de grados.

Sebastiano Cantalupo, coautor del trabajo, subrayó que se han explotado "las capacidades únicas de MUSE en este estudio, que allanará el camino para futuros sondeos".

"Combinado con una nueva generación de modelos teóricos y numéricos, este enfoque seguirá ofreciéndonos una nueva ventana para el estudio de la formación de la estructura cósmica y la evolución de las galaxias", dijo Cantalupo.