20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
viernes 31 de marzo de 2017, 18:56

Descontrolada represión: Entre disparos y fuego sigue protesta

Nuevamente una fuerte represión se vive en inmediaciones del Congreso y lo que era una pacífica protesta se sale de control. Agentes policiales se enfrentaron a ciudadanos que se manifestaban en contra del golpe parlamentario.

Un nuevo atraco policial se vivió en la esquina de las calles Presidente Franco y Paraguayo Independiente. Balines de goma y gas lacrimógeno someten a un grupo de manifestantes que a gritos aseguran que permanecerán con firmes en protesta contra el golpe y la represión.

Esta es la segunda represión registrada en una manifestación convocada por ciudadanos frente al Congreso Nacional luego de que 25 senadores cartistas, llanistas y luguistas hayan sesionado de manera irregular, según denuncian, y aprobaran el proyecto de enmienda constitucional que busca la reelección.

La cifra de heridos aumenta y la tensión se vuelve insostenible tras la terrible represión de agentes policiales. Ciudadanos no descartan la idea de tomar la sede del Congreso Nacional entre llantos, derramamiento de sangre y mucha indignación.

Uno de los manifestantes, indignado, sostuvo que el presidente de la República, Horacio Cartes, debe respetar lo que el pueblo ya decidió en el año 1992 por una democracia.

GOLPES Y DESCONTROL POR PARTE DE POLICÍAS

Esta es la segunda vez en este viernes que un grupo de agentes policiales arremete de manera verbal y física contra manifestantes, que trataban de movilizarse de la Plaza de Armas, camino a la calle Presidente Franco.

Ciudadanos denuncian que mediante la agresión y la represión los uniformados pretenden someter al pueblo con el fin de que levante la medida y así "lograr que regrese la paz" en inmediaciones del Palacio de Gobierno.

Varias personas, tanto mujeres como hombres, resultaron víctimas de golpes y balines de goma, acusando heridas sangrantes y contusiones. No temen que el conflicto pase mayores a medida que transcurran las horas.