25 de junio
Domingo
Muy nublado
19°
28°
Lunes
Mayormente nublado
19°
27°
Martes
Parcialmente nublado
19°
28°
Miércoles
Mayormente nublado
17°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
jueves 20 de abril de 2017, 02:00

Comuna dice que Cateura ya no da y Empo quiere otros tres años más

Si bien Empo y Asociados presentó ayer ante la Junta Municipal de Asunción, en nota dirigida al titular del pleno, concejal Hugo Ramírez, un cronograma para materializar una planta de transferencia en Cateura, el entredicho con la institución municipal con respecto al tiempo de vida útil del vertedero continúa.

La empresa acercó una planilla con la descripción de los trabajos para la creación de un área de segregación y transferencia en el referido lugar de disposición final que va desde junio del presente año hasta mayo del 2018.

Este paso es dado a partir de un emplazamiento hecho a la misma por parte de la corporación, la cual aseguraba que se estaba incumpliendo el acuerdo al que arribaron las partes para la explotación de Cateura.

La corporación derivó ayer el citado documento a su Comisión de Legislación, instancia que se reunirá el próximo lunes 24 de abril para analizar el calendario de construcción planteado por la firma que hoy explota el relleno sanitario de Asunción, a fin de tener una postura oficial al respecto en la sesión ordinaria del miércoles 26.

POSTURAS. Mientras la empresa afirma que aún se tiene capacidad para seguir recibiendo residuos sólidos hasta el 2020, concejales capitalinos y técnicos ambientales municipales sostienen que el lugar solo puede seguir funcionando hasta el próximo año.

El director ejecutivo de Empo, Enrique Ortuoste, señala en la nota que no se ajusta a la realidad decir que la referida obra para la segregación de desperdicios debía haber estado culminada hace 12 años, sino una vez que el vertedero ya no tenga espacio para seguir recibiendo los desperdicios, lo que se daría recién en el 2020.

Para ello se basa en un análisis espacial donde se determina que todavía hay un remanente de recepción de basura de 2.745.155 metros cúbicos, lo que le da una capacidad de seguir operando sin problemas por otros tres años más.

Esto es contrarrestado por el concejal Julio Ullón, quien asegura que esa planta de tratamiento debía haberse construido antes de la orden de inicio establecida en el contrato, es decir, en el 2005, hace 12 años.

"Están en falta desde ese año. La cláusula segunda de ese contrato establece que el concesionario deberá desarrollar trabajos y servicios en el momento entregar la orden de inicio y entre ellas está la construcción de la obra pública denominada planta de transferencia, conforme a la oferta técnica adjudicada con su correspondiente licencia ambiental", precisó.

Concluyó que "veremos su cronograma y en sesión se verá qué camino tomar".

Embed


Quieren norma para ingreso de basura metropolitana

Una propuesta de creación de ordenanza por la cual se autorice el ingreso de residuos sólidos domiciliarios del Área Metropolitana de Asunción al solo efecto de permitir a los gancheros reciclar materiales antes del traslado de lo restante a otros vertederos, fue hecha ayer por el edil Daniel Centurión.

Su planteamiento, girado a las comisiones de Cateura y de Legislación, indica que los trabajadores del relleno sanitario capitalino podrán extraer elementos como plásticos, papel, cartón, hule, vidrios, metales y otros, de manera de lograr ingresos y mantener dignamente a sus familias.

El concejal sugiere que de esa manera, Cateura se convertirá en una efectiva planta de transferencia y reciclado de materiales, tal como será su función en el futuro inmediato con relación a los desechos que se vayan generando en la capital.

Existe un total de 130 familias de gancheros que desde hace décadas trabajan en el lugar, sacando todo lo que pueda ser vendido, quedando solo aquellos desechos orgánicos y sin valor, los que serán trasladados a un sitio de disposición final. Centurión afirma que de esta forma se preservarán los puestos de trabajo de los recicladores.

Empo y Asociados cuenta con un predio de 200 hectáreas en la localidad chaqueña de Villa Hayes, donde pretende materializar un relleno sanitario. Actualmente, existe un pleito judicial con la firma El Farol, lo cual impide hasta hoy llevar adelante trabajos en pos de contar con un lugar donde llevar los desperdicios.