10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 15 de octubre de 2016, 03:25

Cientos de tailandeses acuden a firmar en el libro de condolencias por el rey Bhumibol

Bangkok, 15 oct (EFE).- Cientos de tailandeses acudieron hoy a firmar en el libro de condolencias por el fallecimiento del monarca, Bhumibol Adulyadej, en el Gran Palacio Real, adonde sus restos fueron trasladados la víspera en una multitudinaria procesión.

El Gran Palacio Real permitirá el acceso hasta el 20 de octubre a los que quieran expresar sus condolencias por el venerado rey, que murió el pasado jueves a los 88 años en el Hospital Siriraj, según el canal Channel News Asia.

Durante este periodo, el recinto, que también incluye el conocido templo del Buda Esmeralda, estará cerrado para las visitas turísticas.

Según al legislación, la regencia recae temporalmente en el presidente del Consejo Privado, Prem Tinsulanonda, de 96 años, aunque no ha habido ningún anuncio oficial por parte de la Casa Real al respecto.

El príncipe heredero, Vajiralongkorn, de 64 años, afirmó el jueves que quería pasar un periodo de duelo antes de ser proclamado monarca, según señaló el primer ministro, Prayut Chan-ocha.

Los canales de televisión tailandeses han dejado de emitir sus programas habituales para pasar continuamente especiales sobre Bhumibol, mientras que se han cancelado conciertos y eventos como el Festival Internacional de Cine de Bangkok el próximo noviembre.

Sin embargo, la Autoridad Turística de Tailandia señaló en un comunicado que la mayoría de las atracciones turísticas permanecerán abiertas, así como los bancos, hospitales y otros servicios públicos.

Las autoridades no dieron una orden explícita, pero algunos restaurantes y bares han decidido limitar el horario de apertura o la venta de alcohol, al menos durante los próximos días.

El fallecimiento del reverenciado soberano, elevado a un estatus casi divino por sus fieles, abre una serie de interrogantes sobre el futuro de Tailandia debido a que Vajiralongkorn ha vivido gran parte de su vida en el extranjero desconectado de los quehaceres de la Corona y no ha heredado la popularidad de la que gozó su padre.