9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
lunes 22 de agosto de 2016, 17:15

Cartes olvida promesa hecha a suboficial herido

Esta es la historia de Édgar Fariña, un suboficial de Policía herido durante un combate contra el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). El año pasado el presidente Horacio Cartes le hizo una promesa que hasta la fecha no cumplió.
El suboficial de Policía prestaba sus servicios para el combate contra el EPP. Fue herido en una misión, quedó parapléjico y ahora es ignorado por el Gobierno.

El hombre recibió esquirlas de "bomba cazabobo" en la espalda, específicamente en la zona lumbar, cuando viajaba en la carrocería de una patrullera el mismo día que Horacio Cartes ganó las elecciones, detalla un informe de Red Guaraní.

Tras lo sucedido, con el uniforme puesto y apostado en su silla de ruedas, Fariña fue condecorado el año pasado en un acto desarrollado en la Academia de la Policía Nacional, en donde Cartes le entregó una medalla de honor.

El mandatario no solo lo condecoró, sino que prometió que la historia no terminaría ahí. "Me dijo que esto no se iba a quedar en una simple condecoración y lastimosamente ahí quedó, no pasó más nada", refirió el hombre.

Embed

Además, la Policía Nacional le dejó sin un sobresueldo del 25%, beneficio al que según estipula el artículo 85 de la Ley 222 de esta institución, aquellos agentes que resultaron heridos en ejercicio de sus labores deben acceder.

Según la ley, Édgar Fariña debía recibir G. 700.000 mensual, pero hace más de un año dejaron de acreditarle el mencionado monto. La respuesta de la Policía es simple: "No hay presupuesto para ello", comentó
Fariña.

"Le hice una nota y le entregué a Cartes cuando me condecoraron el año pasado, pero no recibí respuesta alguna", detalló el hombre, quien es padre de un bebé de dos semanas.

Fariña dice que quiere seguir sirviendo en la Policía Nacional y reafirma su deseo de no renunciar a la institución. "Yo quiero morir ahí", confesó.