21 de agosto
Lunes
Despejado
22°
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
lunes 7 de agosto de 2017, 08:16

Campesinos piden tratamiento urgente del veto al subsidio en el Congreso

Los campesinos realizarán lobby desde este lunes en ambas cámaras legislativas para exigir el tratamiento urgente del veto presidencial al proyecto de ley de subsidio. Por esa razón, se tomó la decisión de no marchar en horas de la mañana.

Luis Aguayo, uno de los dirigentes de la Coordinadora Nacional Intersectorial (CNI), informó que intensificarán el lobby con los legisladores. Mencionó que tienen previsto reunirse con las diferentes bancadas de la Cámara de Senadores y Diputados.

Los labriegos pedirán a los parlamentarios el tratamiento urgente del veto presidencial al proyecto de ley que pretende subsidiar sus deudas. El documento fue sancionado por el Congreso, pero objetado en su totalidad por el presidente Horacio Cartes.

"Dependiendo del resultado de nuestra conversación con los legisladores, decidiremos si nos movilizamos en horas de la tarde", expresó el dirigente de las organizaciones campesinas a la emisora 780 AM.

Se mostró confiado de que en el Senado se obtendrán los 23 votos necesarios para el rechazo del veto presidencial y 41 en la Cámara Baja.

Los campesinos están instalados hace 29 días en la plaza de Armas, ubicada frente a la sede legislativa, con la intención de lograr una respuesta a su problema económico, teniendo en cuenta la difícil situación en el campo a raíz de las inundaciones y las últimas heladas.

Con la presión de las marchas diarias por las principales calles del microcentro, lograron que el subsidio a sus deudas sea sancionado en el Congreso Nacional. Sin embargo, no tuvo el acompañamiento del Ejecutivo.

A pesar de la promesa de respetar la decisión del Congreso, el presidente de la República, Horacio Cartes, cambió de opinión y decidió vetar el proyecto de ley. El mandatario dijo que no se puede privilegiar a un solo sector ni usar la necesidad de la gente como instrumento proselitista.

Si bien reconoció que en un principio tenía pensado dejar pasar esta ley para evitar crispación social y posibles enfrentamientos violentos, dijo que al revisar los análisis económicos decidió tomar esa decisión contraria.

"Entendí claramente que ponerla en ejecución condenaría el futuro económico de nuestro país. Si fuese necesario, prefiero condenar mi futuro político antes que condenar al Paraguay", sostuvo.

RECHAZO AL VETO. El proyecto de ley nuevamente volverá a la Cámara de Senadores para tratar el veto presidencial. Los legisladores necesitan de 23 votos para ratificarse en su aprobación inicial.

De acuerdo con lo establecido en la Constitución Nacional, ambas cámaras legislativas deben estar de acuerdo para rechazar la decisión del Ejecutivo. Si existe diferencia de criterios, quedará vigente el veto del Ejecutivo.

APARECEN EN ESTA NOTA