4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Arte y Espectáculos
miércoles 7 de septiembre de 2016, 01:00

Cálido concierto amenizó la fría noche

Por Marisol Ramírez

mramirez@uhora.com.py

El lunes último, los melómanos estuvieron de parabienes con el concierto que ofreció el cantante y compositor Michael Bolton, en el Centro de Convenciones Conmebol, en Luque.

En el marco de una fría y húmeda noche, el romántico artista supo dar calor con su carisma y talento, y las canciones que interpretó, conocidas en su mayoría, fueron muy bien recibidas por el público (alrededor de 1.300 personas).

En varios momentos Bolton se dirigió al público en inglés (preguntando cómo la estaban pasando, pidiéndoles que canten con él y que no sean tímidos) y expresó que era “grandioso” estar en el país, al tiempo de agradecer en varias ocasiones por el feedback positivo de parte de los presentes.

El intérprete de reconocidas canciones, como "When a man loves a woman", conquistó corazones y fue justamente con este tema con el que la noche tuvo su momento más álgido, pues el artista sorprendió al público, ubicado entre los sectores Gold y Plata, llegando hasta ellos y compartiendo su energía.

Este destacado exponente del soft-rock y balada romántica demostró el porqué lidera con su voz y talento desde mediados de la década de los ochenta a través de canciones clásicas, muchas de ellas escuchadas en comedias románticas, como "You Dont Know Me" o "Stand By Me".

El público disfrutó de canciones de profundo sentimiento como "Said I Loved You (...but I lied)", "To Love Somebody" y "How Am I Supposed To Live Without You", con los cuales quedaron claras las razones por las que Michael tiene en su haber dos Grammys al mejor vocalista masculino.

En otro momento del show, Bolton recordó con emoción al tenor italiano Luciano Pavarotti, quien falleció a los 71 años de edad, un día como ayer pero en 2007, en Módena, como consecuencia de un cáncer.

El cantautor recordó la emoción de cantar con él y los nervios que sintió por tratarse de un tenor muy especial, para luego dar paso a Nessun Dorma. La noche también estuvo amenizada con canciones como "I’ve Got a Woman" y "Can’t I Touch You There".

Otros momentos importantes fueron los instrumentales, con temas como "You And I" (saxo) y "You are so beautiful" (saxo y piano), o el dueto con Sam Fly ("The Prayer") y el solo de esta misma corista, "Back on my feet again".