19 de enero
Jueves
Mayormente despejado
25°
37°
Viernes
Mayormente despejado
25°
35°
Sábado
Mayormente despejado
24°
34°
Domingo
Parcialmente nublado
24°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 4 de enero de 2017, 01:00

Brasil trasladará a los jefes narcos fuera de la cárcel de Manaos

REUTERS y EFE

SÃO PAULO - BRASIL

Líderes de bandas rivales de narcos de Brasil serán reubicados en otras prisiones luego de la muerte de casi 60 reclusos en un motín carcelario esta semana, informaron funcionarios el martes.

Cincuenta y seis reos murieron y unos 200 se fugaron en una revuelta en la cárcel Anisio Jobim, en la ciudad de Manaos, estado de Amazonas.

El incidente, que se tuvo lugar entre el domingo y el lunes, es la peor masacre en las hacinadas prisiones de Brasil en más de dos décadas.

Las autoridades de Amazonas trasladarán a decenas de internos de varias prisiones a una cárcel abandonada en Manaos para protegerlos de bandas rivales por temor a posibles represalias.

La policía busca además a casi 200 reos que escaparon durante la revuelta, controlada recién cerca de las 07.00 local del lunes.

El ministro de Justicia, Alexandre de Moraes, dijo que las autoridades actuarían con rapidez para transferir a los jefes de las bandas fuera de Anisio Jobim.

Una banda local conocida como Familia del Norte, que controla el complejo penitenciario, atacó a reos del grupo rival Primer Comando de la Capital (PCC) que habían invadido su territorio.

Posteriormente Familia del Norte se enfrentó a tiros con la policía y tomó de rehenes a una decena de guardias de la prisión, informaron las autoridades. Bandas con machetes decapitaron a otros reos y tiraron sus cuerpos a través de la muralla del recinto, que alberga a 2.230 personas pese a tener capacidad solo para 590.

El lunes fueron encontrados muertos 4 reos en otra prisión de Manaos. Funcionarios del estado no pudieron decir si en ese lugar se produJo un motín.

ARMAS Y CORRUPCIÓN. El ministro de Justicia denunció la entrada de armas y corrupción en las prisiones del país y señaló que menos de la mitad de los 56 muertos que dejó el motín en una cárcel de Manaos, capital del estado de Amazonas, tenía relación con bandas criminales.

“Esto tiene una cuestión mucho más profunda, que es la entrada de armas en las cárceles en virtud de la corrupción y la posibilidad de que presos peligrosos sometan, independientemente de las facciones, a otros presos”, dijo el ministro.