30 de abril
Domingo
Muy nublado
17°
25°
Lunes
Muy nublado
17°
25°
Martes
Mayormente nublado
18°
27°
Miércoles
Chubascos
19°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 5 de febrero de 2017, 01:00

Bloqueo judicial a decreto migratorio encoleriza al presidente Trump

AFP

WASHINGTON - EEUU

Estados Unidos reabrió ayer sus puertas a las personas provenientes de siete países musulmanes luego que la administración se viera forzada a suspender la aplicación del decreto migratorio firmado por Donald Trump tras una decisión judicial.

El juez federal de Seattle, James Robart, emitió el viernes una resolución aplicable en el conjunto del territorio estadounidense mientras examina una demanda elevada el lunes por el ministro de Justicia del estado de Washington.

La resolución provocó la ira del nuevo mandatario estadounidense. “La opinión de este presunto juez, que en definitiva priva a nuestro país de su policía, es ridícula y será revertida”, advirtió Trump en una serie de tuits que envió ayer. “Cuando un país ya no tiene capacidad de decir quién puede entrar y salir, sobre todo por razones de seguridad, hay grandes problemas”, señaló en un segundo tuit desde su residencia de Mar a Lago, en Florida.

En un tercer mensaje a través de la red social que se ha convertido en su principal medio de comunicación, Trump estimó “interesante que algunos países de Medio Oriente estén de acuerdo con su decreto. ¡Saben que si algunas personas son admitidas (en EEUU) habrá muerte y destrucción!”, escribió.

Primeros efectos. La orden ejecutiva de Trump, en vigor desde hace una semana, impide la entrada de los ciudadanos de Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen durante 90 días. También bloquea el programa de acogida de refugiados durante 90 días, y de forma indefinida en el caso de los sirios. Tras la resolución del juez Robart, el Departamento de Seguridad Interior afirmó que “suspendió todas las acciones de implementación del decreto del Gobierno”. Los controles en las fronteras, precisó Gillian Christensen, portavoz de esa cartera, volverán a aplicarse según “los procedimientos habituales hasta nueva orden”. El Departamento de Estado suspendió a su vez ayer la revocación de 60.000 visas. “Los individuos que tengan visas que no fueran físicamente canceladas pueden viajar ahora si su visa es válida”, señaló un vocero de la cancillería estadounidense.