7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
domingo 4 de septiembre de 2016, 01:00

Atrapan a implicado en el crimen del guardia y su hijo

El presunto autor del homicidio ocurrido el pasado 24 de agosto, en el que perdieron la vida un guardia de seguridad del Penal de Tacumbú y su hijo, fue detenido en la noche del viernes por agentes de la Brigada Central en la lejana localidad chaqueña La Patria, distrito de Mariscal Estigarribia, a unos 700 kilómetros de Asunción.

El procedimiento se dio tras una labor investigativa, señalan las autoridades policiales que detuvieron en la vía pública al sospechoso Walter Darío Ayala (23). El joven cuenta con varios antecedentes penales por robo agravado en grado de tentativa y hecho punible contra la vida, doble homicidio. Su última residencia fijó en Lambaré. Su captura fue firmada por la fiscala Silvana Luraghi, de Lambaré, quien cuenta con una denuncia contra el detenido por un caso de robo agravado en grado de tentativa.

A Walter Ayala se lo sindica como el presunto responsable del hecho en el que resultaron víctimas Mario Alberto Lezcano Villalba (26), y su padre, Mario Lezcano Mereles (48), ocurrido el pasado 24 de agosto en el barrio San Isidro de Lambaré, en el Departamento Central.

Del poder del ahora detenido también se incautó un camión presuntamente robado, un Forland, color blanco, con chapa BYE 891, menciona el parte policial.

Con anterioridad ya fueron detenidas otras dos personas que también serían parte de la banda. Se trata de Alexander Ayala y Víctor Figueredo.

En la vivienda de Víctor Manuel hallaron recibos de dinero, teléfonos celulares y otras evidencias que ayudarán a esclarecer el homicidio. En la vivienda del otro implicado no encontraron ningún elemento, pero supuestamente integró el grupo junto con el brasileño Jonathan Walter Rodrigues Lima, a quien hirieron y lo abandonaron a su suerte. La Policía lo atrapó y lo internaron en el hospital a causa de las heridas sufridas.