21 de agosto
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
18°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
viernes 31 de marzo de 2017, 09:47

Amambay: Destruyen más de 2.000 kilos de marihuana

Un fuerte operativo antinarcótico en la Colonia Curupay, en Capitán Bado, logró la destrucción de 2.210 kilos de marihuana en diferentes presentaciones. Además encontraron varios elementos peligrosos, de guerrilla y hasta chalecos balísticos junto a la droga.
Marciano Candia | Pedro Juan Caballero

Se trata del primer allanamiento de inmueble rural realizado en la Colonia Curupay, jurisdicción de Capitán Bado, donde se cedió a la destrucción e incineración de 165 kilos de marihuana prensada, 1.645 kilos de marihuana picada distribuidas en 66 bolsas y 400 kilos de marihuana picada sobre carpa.

No obstante, también incautaron cuatro campamentos precarios, cinco prensas de hierro, una forrajera de metal, ocho gatos hidráulicos, una guillotina hidráulica, dos coladores grandes de madera, un picador de madera, cinco zarandas y enseres varios dentro de la vivienda allanada.

De la misma manera, dentro una bolsa se encontraron tres chalecos balísticos de color negro, un chaleco táctico de color verde, dos pantalones camuflados y un cobi camuflado.

En el operativo incautaron además dos motocicletas, las cuales fueron remitidas hasta la base de la Secretaría Nacional Antidrogas (SENAD) en Pedro Juan Caballero.

Más hallazgos

En el mismo allanamiento fueron encontrados dos vehículos, uno de la marca Suzuki y otro de la marca Fiat los cuales por disposición fiscal fueron dejados en el lugar por carecer de sus llaves y la imposibilidad de su traslado.

MÁS DROGA: 1.425 kilos de marihuana

En otro allanamiento, también realizado en la Colonia Curupay, se procedió a la destrucción e incineración de 1.325 kilos de marihuana picada distribuida en 53 bolsas y 100 kilos de marihuana picada sobre carpa.

Se toparon con dos campamentos, un picador de madera y 17 gatos hidráulicos. Todo quedó retenido en manos de la Senad.