8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Mayormente nublado
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
domingo 27 de noviembre de 2016, 01:00

“Ahora hay más presión del Gobierno argentino para legalizar a migrantes”

Cerca de un millón de paraguayos viven en la Argentina, y permanentemente siguen viajando más compatriotas al vecino país, pese a que el Gobierno de Macri se halla abocado a una iniciativa para endurecer la política migratoria.

Susana Oviedo

soviedo@uhora.com.py

Los ministerios de Seguridad e Interior de la Argentina trabajan en una iniciativa para endurecer la política migratoria en el vecino país. Endurecerán los requisitos para los ingresos a través de cuestionarios más exigentes y crearán una policía migratoria. El cónsul general paraguayo en Buenos Aires, Edilberto Cantero, cuenta que entre 800 a 1.000 paraguayos por día concurren a la representación consular a su cargo, en su gran mayoría, para renovar y obtener documentos básicos para gestionar la radicación y regularizar la residencia: la cédula de identidad y el certificado de antecedentes policiales que les son proveídos gratuitamente. Largas filas de paraguayos que, desde las tres de la mañana se congregan frente al Consulado a esperar que la institución abra sus puertas a las siete. Cantero dice que en lo social hay mucha necesidad entre los connacionales y que hospitales como el Garrahan mantienen en promedio 100 a 120 niños paraguayos en terapia intensiva.

–¿Varió la actitud para otorgar la radicación legal a nuestros compatriotas?

–El Gobierno argentino no se niega a otorgar la radicación. Depende ya de nuestros connacionales gestionar el documento nacional de identidad (DNI) argentino y posterior a eso, que comenzar las gestiones para su radicación. Ahora, en contrapartida, hay más presión del actual Gobierno para la legalización de los inmigrantes porque, también debemos reconocer, ha incrementado en alguna medida la expulsión de connacionales, pero por hechos delictivos, no por falta de documentación.

–¿Esa presión es la que hace que estén teniendo tanta demanda de documentos en el Consulado?

–La verdad es que siempre hubo mucha gente y con más razón en esta época de fin de año, con la desesperación de regresar al país para las fiestas navideñas. Entre 800 a 1.000 personas por día acuden al Consulado.

–¿Y tienen una sola oficina?

–Tenemos las dependencias del Consulado General y una sede B, muy cerca, donde se prioriza la parte documentaria.

–¿Cuánto demoran para la obtención de sus documentos actualizados?

–Bueno, cuando llegan, se les entrega un número. Tratamos de agilizar la atención evitando que se aglomeren en la calle. Nuestra gente ya está desde la madrugada, tres o cuatro de la mañana para formar la cola. Ahora atendemos desde las 7.00 de la mañana hasta las 14.00. Antes el horario de atención era de 8.00 a 15.00. Tratamos en lo posible de atender la mayor cantidad posible entre las 7.00 y las 9.00. Con autorización de la Cancillería estamos buscando un local mucho más amplio para tratar en lo posible de darle cabida a nuestra gente dentro del edificio.

–¿Hay preocupación tras el anuncio de que habrá mayor control a migrantes?

–Nosotros mismos tratamos de informarles, de difundir cualquier medida nueva que surja. Además de concientizarlos sobre la necesidad de que legalizar su situación. La inmigración paraguaya es tradicional, no es circunstancial ni reciente como la de otros países. En la Argentina están nuestros familiares de 4 a 5 generaciones que están totalmente integradas. Hay bisabuelos y bisnietos. Cuántas personalidades argentinas son nietos o nietas de paraguayos.

Es totalmente diferente a la actual inmigración, muy grande, boliviana, peruana, y últimamente, colombiana.

–Cuando un paraguayo obtiene su DNI, ¿cuánto transcurre para que obtengan la radicación?

–Depende. Con esos documentos ellos se dirigen a la Dirección Nacional de Migraciones. Tienen que ir a formar cola. Al legalizar su situación, no solo están legalizando su permanencia, sino acceden a todos sus derechos, ya no trabajan en negro, sin recibir ningún tipo de beneficio social. Nosotros tuvimos dos reuniones con el director de esta institución, acompañados por nuestro embajador y todos los cónsules generales. Siempre estamos en contacto con las autoridades. Es de justicia reconocer lo que los distintos gobiernos de la Argentina nos brindaron a los paraguayos. Siempre hemos sido muy bien atendidos, hasta ahora. Es admirable la atención que reciben nuestros connacionales, especialmente en la asistencia para la salud. Este es un gesto muy grande.

–¿Como en el hospital pediátrico Garrahan?

–Sí, usted se imagina que allí casi en forma permanente los niños paraguayos están ocupando en promedio 100 a 120 camas en terapia intensiva. El hospital es muy grande, tiene como 700 camas en este servicio. Muchísimos paraguayos concurren allí. Se les atiende bien. Es un hospital de alta complejidad. Pero si usted va al hospital Rivadavia, por ejemplo, también está lleno de paraguayos. Ahora bien, para cirugía, tienen que tener sí o sí el DNI.

–¿Aumentó el numero de compatriotas que llegan a la Argentina?

–Permanentemente aumenta. Sigue viajando mucha gente. Hay muchísimos estudiantes. La Argentina tiene más de 220 puestos fronterizos legales por donde se puede acceder a su territorio, a lo largo de su frontera. Pero los más importantes ahora mismo son: Posadas-Encarnación; Puerto Iguazú-Foz de Yguazú, y Clorinda-Falcón. Son los tres puntos más grandes y sensibles para ellos. Nos los dijo el titular de la Dirección Nacional de Migración.

–¿Todos los paraguayos van a parar a las villas?

–No todos, pero sí un buen número. El actual Gobierno quiere terminar con las villas de emergencia que están en la Capital Federal. Fue una promesa del presidente Mauricio Macri durante la campaña y está empezando a recibir presión para cumplirla. Pero no va a ser fácil. Por ejemplo, la Villa 31, que está en Retiro, tiene hasta canales de televisión y allí viven personas de todas las nacionalidades, no solamente paraguayos.

–¿Qué tipo de problemas de nuestros paisanos atienden?

–De todo, desde documentaciones, problemas de salud hasta la asistencia social. El Gobierno Nacional facilita un recurso al Consulado para atender a los connacionales en situación de calle o de pobreza extrema. Hay un recurso bien reglamentado y con auditoría permanente. Acá hay muchos problemas; no se imaginan la cantidad de situaciones muy extremas de salud que a diario atendemos a través de nuestros asistentes sociales.