27 de mayo
Miércoles
Lluvioso
19°
25°
Jueves
Lluvioso
17°
25°
Viernes
Cubierto
13°
24°
Sábado
Parcialmente nublado
10°
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
viernes 13 de enero de 2017, 01:00

Abrieron tapón del Pilcomayo y las aguas volvieron al país

Luis Echagüe

BOQUERÓN

Poco antes del mediodía de ayer, operarios del MOPC realizaron la apertura del tapón para que ingresen las aguas del río Pilcomayo en el canal paraguayo. El hecho se concretó en el lugar de las obras donde se estaba trabajando para conseguir que, al retornar a su cauce normal, el líquido vital pueda volcar su caudal en la obra hidráulica preparada.

Estuvo en la oportunidad liderando los trabajos el ingeniero Óscar Zalazar, presidente de la Comisión Nacional del Pilcomayo.

En cuando a la efectividad del canal y el ingreso del agua, muchos pobladores ribereños han manifestado sus dudas; primero, porque el río en estos días se ha visto muy inestable. Se hablaba de que, para que tuviera efectividad el canal, al menos en la zona de referencia (Villa Montes, Bolivia), el agua debía alcanzar una altura de por lo menos 2,50 metros.

Anteayer había alcanzado 2,30 metros y estaba oscilante. En la víspera, a las 13.00, en la misma zona de referencia, el río estuvo solamente a 1,80 metros; sin embargo, fue abierto el tapón y se espera que tenga efectividad.

La duda acerca de la efectividad radica en que el canal se encuentra mucho más alto que el lecho del río y que con mediana fuerza o sin abundancia de agua no se alcanzaría el ingreso deseado.

El canal realizado por la Comisión del Pilcomayo tiene una extensión aproximada de 50 kilómetros y, según algunos pobladores, esta vez tampoco se han hecho bien las cosas, porque la arena nuevamente se deja al costado del canal; por lo que en muchos lugares, por la acción del viento, nuevamente ha sido cubierto el paso.

No obstante, hay esperanzas de que un nuevo y gran repunte sea realmente eficaz para que el agua llegue hasta General Díaz.

Desde la Comisión del Pilcomayo se informó que las aguas entran con régimen no turbulento, lo que asegurará la estabilidad de los canales, al tiempo que irán apelmazando los suelos y embebiéndolos, recargándose así los acuíferos. Como este no sería un año de grandes crecidas, por las escasas lluvias en Bolivia, para la entidad los caudales esperados serán medios, si bien en algunos lugares siempre existe la posibilidad de desborde por la suba del nivel de sedimentos en el lecho del río, hecho que ocurrió años atrás.