23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Nublado
20°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
domingo 4 de junio de 2017, 02:00

A tres meses, la Fiscalía no imputó a nadie por los caseros de Rivas

Pasaron ya tres meses desde que la Fiscalía Anticorrupción abrió la investigación al diputado Tomás Rivas y sus empleados privados con sueldos del Estado. Hasta ahora, nadie fue imputado en la causa.

El fiscal Luis Piñánez, quien tiene la causa, informó que la investigación sigue su curso normal y adelantó que en ese marco tiene previsto otras diligencias.

Una investigación de este diario reveló que tres personas que figuran como contratadas en Diputados y que están a cargo del legislador por Paraguarí Tomás Rivas (ANR), en realidad no prestan servicio alguno para la institución.

Se trata de Reinaldo Chaparro Penayo, Nery Antonio Franco González y Lucio Romero Caballero.

El Ministerio Público ya cuenta con informes de laboratorio forense sobre datos obtenidos de compañías telefónicas.

Así también, con informes del Banco Nacional de Fomento (BNF) sobre el movimiento de las cuentas habilitadas para estos empleados para el cobro de sus salarios. Entre otras cosas, el agente del Ministerio Público ya conoce cómo y dónde cobraron sus sueldos los tres empleados asignados al parlamentario. Pero estos datos no fueron divulgados aún.

El fiscal indicó que se encuentra realizando un cruce de toda la información obtenida hasta el momento.

La investigación se abrió a raíz de una denuncia de la Coordinadora de Abogados del Paraguay en contra del diputado y los empleados por cinco delitos: cobro indebido de honorarios, estafa, lesión de confianza, enriquecimiento ilícito y tráfico de influencias. La denuncia del gremio se basa en publicaciones de Última Hora.

Caseros. Chaparro Penayo, por ejemplo, mensualmente percibe un salario de 2.000.000 de guaraníes en la Cámara Baja, donde no cumple labores, pues en realidad se encarga de cuidar una residencia de la familia del diputado Rivas en Lambaré.

En enero pasado, fue observado por un equipo periodístico de ÚH, en horario laboral, cumpliendo tareas de casero en la vivienda.

Franco González, por su parte, atiende a tiempo completo un negocio de la familia del parlamentario en la ciudad de Ybycuí. Fue observado trabajando ahí en enero y febrero.

Ingresó como contratado en Diputados en agosto del 2016, con un sueldo mensual de 3.000.000 de guaraníes.

Romero Caballero es el encargado de una estancia en el distrito de Mbuyapey (Paraguarí), que según los lugareños pertenece a Rivas. Cobra mensualmente en la Cámara un salario de 2.000.000 de guaraníes.

Reinaldo Chaparro y Lucio Romero figuran como contratados en Diputados desde el 2013, año en el cual Tomás Rivas fue electo diputado, luego de ser gobernador departamental.

SUMARIO. Paralelamente a la investigación penal, la propia Cámara de Diputados abrió un sumario a raíz de las publicaciones sobre los caseros del diputado Rivas.

Consultado al respecto, el director jurídico de la Cámara, Fernando Zárate, explicó que el proceso administrativo "está a resultas de la investigación del Ministerio Público". El abogado indicó que recién una vez que culmine la pesquisa de la Fiscalía (y eventual proceso judicial) la Cámara podrá finalizar su sumario. Señaló, no obstante, que se realizaron varias diligencias y que se tomaron distintos testimonios.

Hijastro. ÚH también descubrió que el diputado no solo ubicó a sus caseros con un salario en la Cámara Baja, sino también al hijo de su pareja, la intendenta de Ybycuí y presidenta de la Opaci, María del Carmen Benítez. Se trata de Jefferson Giménez Benítez, quien ingresó como contratado en agosto del año pasado, con un salario mensual de 3.000.000 de guaraníes.