Interior

Ya son mil casas dañadas por breve pero fuerte temporal en Alto Paraná

Ayer empezó el trabajo de asistencia por parte de los municipios afectados, la Gobernación y la Secretaría de Emergencia Nacional. Muchas casas fueron totalmente destechadas por el viento.

El fuerte pero breve temporal que azotó las zonas de los kilómetros 7, 8, 9 y 10, hasta Puerto Península, norte de Presidente Franco, Cedrales y parte de Ciudad del Este dejó a unas mil familias con sus casas destechadas, y otras incluso con las paredes afectadas. Fueron diez minutos de lluvia, acompañada de fuertes ráfagas de viento, con granizos.

Las municipalidades de las ciudades afectadas, la Gobernación de Alto Paraná y la Secretaría Emergencia Nacional iniciaron el trabajo de asistencia a los damnificados. Muchos llegaron hasta la casa de gobierno departamental desde muy temprano a pedir ayuda. A las 8.00 partió el primer cargamento de chapas que fueron distribuidas tras el censo realizado.

La jornada de asistencia fue bastante dificultosa ayer, debido a que durante gran parte del día se registraron precipitaciones. La gente se ingeniaba a pie, con motocargas, para llevar las chapas y en medio de la lluvia tratar de cubrir un mínimo de espacio para guarecerse.

En Presidente Franco, donde según el intendente Roque Godoy unas 800 familias se vieron afectadas por el fenómeno climático, “muchos incluso perdieron todo en su casa, pero en algo estamos asistiéndoles y acompañándoles en este momento. Desde la noche del viernes, después de la tormenta empezamos a trabajar en el censo y ahora (ayer) estamos llegando con la ayuda”, refirió.

susto grande. Lucía Aquino, una de las damnificadas, dijo que parte del techo de su casa cayó como consecuencia del fuerte viento. “Fue un susto muy grande, lloré mucho, es increíble lo que en tan pocos minutos pudo hacer la tormenta, que tanto estábamos esperando. Queríamos lluvia y vino, pero con mucha fuerza y lastimosamente le afectó a mi casa, como a muchos otros vecinos”, refirió la afectada.

Dijo que hace rato se venía esperando la lluvia y llegó con mucha fuerza. “Gracias a Dios no hubo ninguna desgracia, solo desgracia material, que se puede recuperar”, añadió la vecina del asentamiento Koejú, barrio San Isidro de Presidente Franco, donde más de 50 familias se quedaron con casas dañadas por el fenómeno climático.

“Muchas casas de diferentes barrios de Ciudad del Este y Franco, en la franja que se extiende del kilómetro 8 al 10, en ambos lados, se vieron dañadas. Muy temprano enviamos cuatro camiones con chapas a Franco, que, de acuerdo al relevamiento, fue la zona más afectada y otros cuatro fueron hasta Minga Guazú para traer chapa del depósito de la SEN, que distribuimos en la capital departamental”, refirió Roberto González Vaesken, gobernador de Alto Paraná.

En la mañana de ayer fueron distribuidas unas cinco mil chapas, otras cinco mil chapas con colchones se recibieron en la tarde-noche de ayer, que enviaron desde Asunción y que serán distribuidas con el correr de las horas y en la medida que el clima también así lo permita.

“Muchas familias afectadas y lo más triste es que es la gente más pobre, que tiene sus casas en condiciones más precarias, la que más daños sufrió”, lamentó el gobernador.


Politización
El intendente de Presidente Franco, Roque Godoy, del PLRA, denunció ayer la supuesta politización de la ayuda a los damnificados del temporal por parte de la SEN. “Desde las 7.00 le estamos esperando en la Municipalidad. La ciudadanía afectada está sin techo, sin nada y ustedes vienen acá a politizar la necesidad de la gente”, refirió al dirigirse a Luis Zorrilla, encargado de SEN.“Me comuniqué contigo, te dije que estamos esperándoles. Nosotros hicimos el censo y como Municipalidad hicimos lo que pudimos y vienen acá, discúlpeme, a apoyarles a candidatos colorados y eso está mal”.
El jefe comunal insistió en que les va a esperar en la

Dejá tu comentario