Arte y Espectáculos

Unas cinco películas paraguayas, listas para estrenarse en 2020

Innovación, tecnología (cine de realidad virtual) y diversidad de historias son las características de las producciones nacionales que proyectan llegar a la pantalla grande a lo largo del año.

José Madai Quiñónez
El año 2020 se proyecta con una marcada presencia de producciones nacionales en las salas de cine. Con un abanico de historias, varias de ellas ofrecidas en un formato ajeno a lo tradicional, la mayoría de las creaciones se encuentran en etapa final para su estreno; otras inician el rodaje, como es el caso de The List, con Fernando Abadie y Claudia Scavone.

En contados días, el 5 de marzo, llega a los cines locales Matar a un muerto, dirigido por Hugo Giménez y con las actuaciones de Ever Enciso, Anibal Ortíz y Jorge Román. Proyectada recientemente en el Festival Internacional de Cine de Punta del Este, la película obtuvo una mención especial del jurado.

El filme está ambientando en el Paraguay de 1978, en plena dictadura. Dos hombres se encargan de enterrar cuerpos en la clandestinidad. Un día son sorprendidos por una persona que todavía sigue viva. El extraño debe morir, pero los dos enterradores nunca antes asesinaron a nadie.

Innovación. Sumando la innovación y la tecnología, Opus VR, dirigida por Michael Kovich Jr., presentará al espectador paraguayo una diferente propuesta al momento de apreciarla. Se trata de la primera película nacional de ficción inmersa en realidad virtual. Con tecnología, presenta un entorno que simula la presencia física del espectador en la escena en desarrollo. La historia muestra a Luis Morales, un héroe en su barrio y delincuente en la ciudad, que tras percatarse de una injusticia a uno de los suyos, planea su golpe más grande. Con debut previsto para la primera mitad del año, el estreno del título apunta a inaugurar el primer cine de realidad virtual del país.

Documental. Tras su anterior cinta El tiempo nublado, del 2014, la escritora, productora y directora Arami Ullón, presenta este año a través de un estreno mundial aún sin fecha definida, su segundo largometraje documental titulado Apenas el sol. Resultado de una coproducción entre Suiza y Paraguay, el filme relata un encuentro del protagonista Ayoreo con ancianos, que al igual que él, vivían aislados y nómadas en la selva chaqueña, hasta que sus vidas fueron irrumpidas por la civilización.

Ka’avo. Con estreno previsto para el primer semestre, otras de las producciones es Ka’avo. Dirigida por Héctor Rodríguez, la película presenta la historia de Leticia Lozaga, una teniente del ejército paraguayo que debe enfrentar a una mafia ligada a farmacéuticos, y así rescatar a su hermano, quien posee la cura del cáncer.

Industria. La cantidad de títulos que se encuentran en producción simultánea, indican el crecimiento del cine nacional, que apunta a establecerse como industria.

“El cine paraguayo está en plena expansión y crecimiento. Esto nos impulsa a continuar con uno de los objetivos principales, la de formar público. Es imperante para quienes estamos en esto, cultivar espectadores”, manifiesta la cineasta Dea Pompa sobre el aumento de estrenos nacionales. Al mismo, agrega que esa suba colabora a la apertura del mercado. “A medida que el país crezca en población, hay ciudades que van a ir siendo interesantes de considerar para abrir nuevas salas de cine”, acotó.

más. Otras producciones se encuentran en diferentes etapas de elaboración con miras a estrenarse este año, pero aún sin fecha definida. Entre ellas, están Jubentú, dirigida por Ricardo Morínigo, que gira en torno a la etapa juvenil de la vida; Charlotte, bajo dirección de Simón Franco; que aborda la vida de una ex diva y su esperanza de volver al cine; Mainumby, de Patricia Aguayo, se centra en el caso de la niña paraguaya de 10 años abusada por su padrastro; La memoria del monte, de Paz Encina, que ahonda la problemática de los pueblos originarios, y La última obra, de Héctor Duarte y producida por OIMA Films y Pororo Films, entre otras.

Dejá tu comentario