Sucesos

Una secretaria fue ejecutada a sangre fría en Areguá

 

Una cámara de circuito cerrado captó el momento en que fue asesinada a sangre fría Miriam Soto Sánchez (37), una mujer que trabajaba como secretaria en Junta de Saneamiento de la compañía Pindolo de Areguá.

En las imágenes, que se viralizaron a través de las redes sociales, se puede ver que un hombre, que sería Adolfo Alcides Alvarenga (67), tesorero de la Junta de Saneamiento, le apunta con un revólver (sería calibre 38) y luego de una breve discusión dispara dos veces a quemarropa.

El primer tiro impacta en el hombro y luego le da otro de gracia en la cabeza, que hizo que la mujer caiga de la silla en la que estaba sentada, ya prácticamente inconsciente.

El hecho ocurrió alrededor de las 08.30 de la mañana de ayer, en el interior de la oficina.

En el video también se ve que luego de disparar a la mujer salió caminando tranquilamente dejando a la víctima tirada en el piso, ya sin vida.

De acuerdo a fuentes policiales, en el trayecto se cruzó con dos compañeros de trabajo a quienes habría confesado sin pudor que asesinó a la mujer. En ese momento, los empleados ingresaron a la oficina y se encontraron con la terrible escena.

feminicidio. En primer momento se manejó que se trataba de un caso más de feminicidio, pero luego fue descartado por el fiscal Miguel Vera, que está al frente de la investigación. “Aún no podemos determinar el móvil, pero por ahora podemos decir que no eran pareja”, expresó descartando así por el momento la teoría del feminicidio, aunque hizo la salvedad que no se descarta que surjan nuevos elementos en el futuro.

Vera indicó que la investigación va por buen camino y que tienen seis meses para llegar a saber el motivo por el cual la secretaria fue asesinada. “Tenemos seis meses para determinar el trasfondo del hecho. Prácticamente, tenemos cerrado este caso, con los testimonios, con el video; es un caso que ya está resuelto en el sentido de los hechos y la participación del autor”, expresó en contacto con Radio Monumental.

Dejá tu comentario