Arte y Espectáculos

Un día para recordar y celebrar el eximio legado de The Beatles

 

Un día como hoy, en 1957, ubicada en una calle de Liverpool, Inglaterra, era habilitada The Cavern Club, un bar que entró a la historia de la música al haber sido el escenario donde cuatro jóvenes debutaron con su conjunto. Se trataba de The Beatles, que en 1961 ofreció su primer recital en el lugar, en aquel entonces con una formación compuesta por John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Pete Best.

La agrupación, que luego reemplazó a Best con Ringo Starr, se presentaba con frecuencia en las sesiones matinales, alrededor del mediodía. Allí, el conjunto ofreció cerca de 300 performances a lo largo de dos años. Fue en ese lugar donde el empresario Brian Epstein los vio por primera vez y se ofreció a hacerse cargo de la carrera de los músicos, iniciando de esa manera el estelar recorrido que ubicó a The Beatles como una de las bandas más influyentes e importantes de la música.

La banda se convirtió en un fenómeno que arrastró una infinidad de seguidores alrededor del globo y que presentó canciones que se volvieron clásicos en el repertorio mundial. Con una gran presencia, influencia y legado que se extiende a través del tiempo, la banda de John, Paul, George y Ringo es motivo de culto de fanáticos que encuentran en la fecha una razón más para celebrarlos.

Celebración. “Para un beatlemaníaco todos los días son día de los Beatles”, manifiesta Gustavo Rojas, miembro de la agrupación Madera Noruega, que rinde tributo a los músicos de Liverpool hace más de 27 años. Para él, la fecha “es una oportunidad de volver a escuchar sus canciones, debatir e identificar de nuevo la joya qué hay en cada tema”, destaca, al tiempo de señalar, que es un reconocimiento que se merece el conjunto al que califica como “un clásico”.

En ese sentido, el profesor de música Luis Luccini Rivas, destaca que más allá del lado comercial de la fecha, la celebración es un logro importante, debido a que “es destacable que la gente a nivel mundial conozca más acerca de los cuatro, que rompieron ciertos esquemas de estilo de música popular”, menciona, al tiempo de relevar que “muchas de sus canciones inspiran a una reflexión, sobre todo, con John Lennon”.

Legado. De igual manera, la cantante Nicole Arz, resalta la innovación que presentó a nivel musical en la década de los 60 la agrupación, “dejando un legado y canciones que se volvieron himnos de movimientos alrededor del mundo”, señala, al tiempo de afirmar que “marcaron un antes y un después en el mundo musical”, además de haberse ubicado como “la inspiración de grandes iconos musicales que aparecieron posteriormente”.

Como “incomparable, irrepetible y único” cita Rojas el legado de los Fab Four, que según él “se siente quizá en los singular de su arte”. Afirma que “no va a haber otro grupo como The Beatles”, puesto que “se basa esto en la calidad de creación que tenían ellos, a esa tremenda riqueza de sus canciones se le une la calidad de sus interpretaciones”.

Luccini Rivas destaca que el conjunto irrumpió “en una sociedad acartonada” y que promovieron el pensamiento a nivel popular sobre los hechos de aquella época, tanto a nivel económico como político e incluso ideológico. “Me parecen geniales, a veces me cuesta sentir gusto por algunas de sus canciones, pero es un trabajo interesante y que se los recuerde a nivel mundial me parece más que interesante por el bien de la música y del pensamiento”, reflexiona.

Por su parte, Saúl Gaona, docente de la carrera de Licenciatura en Música en la Universidad Nacional de Asunción, comenta que “está muy de moda celebrar el día de tal cosa”, algo que originalmente era buena idea para puntualizar algo específico, pero que sin embargo, se “está vulgarizando porque cualquier cosa ya tiene su día y se corre el riesgo de conseguir el efecto contrario al previsto”.

En ese sentido, afirma que “se le están dando trascendencia a cosas que no merecen”, mientras que en otro extremo están “aquellas cosas que por su trascendencia no necesitan de ningún día específico para celebrarlas”. Es ahí, cuando cita a The Beatles. “Su influencia en el mundo fue y es tan arrolladora que no necesitan un día específico para recordarlos”, sentencia.


Hoy se recuerda la inauguración del The Cavern Club, ocurrida en 1957, lugar que fue escenario de los primeros recitales de los Fab Four. La fecha es una de las elegidas para rendir tributo a la banda.

Dejá tu comentario