Política

Un día antes del ataque, dueño de estancia anunció más inversiones

El brasileño Roberto Rezende Barbosa, dueño de la estancia Lagunita SA, había anunciado el viernes nuevas inversiones en el país por USD 150 millones, tras participar del traspaso de mando. Posee 50.000 hectáreas en Paraguay

Como un cachetazo a los intereses empresariales, principalmente de quienes tienen el ojo puesto en Paraguay para inyectar inversiones, se produjo anteayer el hecho luctuoso, justamente en el establecimiento Cororó, de la estancia  Lagunita SA, propiedad del brasileño Roberto Rezende Barbosa, magnate de la caña de azúcar en su país, quien había anunciado un proyecto para invertir USD 150 millones este año a nivel local,  el viernes último.

La idea de Rezende Barbosa es montar un ingenio azucarero y alcoholero apuntando a abastecer el mercado paraguayo. El empresario posee más de 50.000 hectáreas en el país. Las tierras anteriormente pertenecían a la empresa Mate Larangeira Mendes Paraguay SA.

Rezende Barbosa estuvo en Asunción durante el traspaso de mando, ocasión en la que adelantó sus intenciones de negocios. Este empresario es de la ciudad de Assis, interior del estado de San Pablo, y su empresa estaba al mando de todos los hermanos, pero luego los demás le vendieron sus acciones, con lo que se constituyó en dueño de todas las empresas de la zona.

Según allegados al establecimiento ganadero en cuestión, el empresario se prepara para exportar carne a Chile, tras la liberación para volver a exportar al mercado trasandino. Sus establecimientos en la zona del ataque manejan alrededor 60.000 cabezas.

Modelo. Lagunita SA es una estancia modelo, según conocedores de la zona. Allí se desarrolla la recría de novillos, mientras que Cororó se erigió para terminación superprecoz de animales.

En 2008, la estancia ya había sido objeto de invasión por parte de carperos, quienes se habían instalado durante varios meses en frente.

incertidumbre. Con el ataque atribuido al Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), se desdibuja el inmejorable panorama pintado por la nueva administración del Estado, justo a días nomás de asumir el presidente Horacio Cartes. "Estoy muy afectada por esto. Claro que cualquier publicidad de robo, asaltos o cosas similares genera una muy mala imagen hacia afuera", dijo sobre el punto la ganadera Maris Llorens.

Así, a poco de arrancar una nueva etapa en el país, llena de expectativas para la radicación de inversiones que apunten a la generación de mano de obra y dividendos, un golpe certero y temerario llegó del Norte, con la nueva irrupción de la guerrilla, que domina Concepción y San Pedro.

Dejá tu comentario