Mundo

Trump va a Florida y Georgia, dos estados que podría perder

 

En busca de un segundo mandato, el presidente Donald Trump viajó ayer a Florida, un estado clave, y a Georgia, un viejo bastión republicano que según las encuestas podría ser conquistado por el candidato demócrata, Joe Biden.

Durante casi tres décadas, ningún candidato presidencial del ala demócrata ganó en Georgia, y Trump derrotó a Hillary Clinton en este estado por 5,1 puntos en 2016. Pero Biden muestra una ventaja de 1,2 puntos en Georgia según un promedio de encuestas recientes realizado por el sitio político RealClearPolitics, mientras un sondeo de la Universidad de Quinnipiac muestra incluso al demócrata siete puntos adelante.

El viaje presidencial en plena recta final de la campaña es de suma importancia y los candidatos tienden a concentrarse en los estados indecisos donde abundan votos del Colegio Electoral.

Así, tanto Biden como Trump, por ejemplo, han hecho múltiples viajes a Florida. Georgia es uno de los estados del sur que los republicanos consideran asegurado y que es crucial para que Trump garantice una victoria en las elecciones del 3 de noviembre, pero en los últimos años esta región se ha ido inclinando hacia el lado demócrata.

“Las luces de advertencia están parpadeando en rojo (para Trump) y las alarmas se están disparando en el estado”, dijo el analista de encuestas de la Universidad de Quinnipiac, Tim Malloy.

En el sondeo de Quinnipiac sobre las tendencias de voto en Georgia -donde el demócrata Bill Clinton ganó en 1992- el 54% dijo que desaprueba el manejo de Trump de la pandemia de coronavirus. La visita del mandatario a Georgia es su segundo viaje esta semana a un estado que ganó fácilmente en 2016, pero que esta vez deberá pelear.

Biden tiene una ventaja de 1,2 puntos sobre Trump en este estado, según un promedio de encuestas realizado por RealClearPolitics, una cifra idéntica a la de Georgia.

“Tsunami azul” Mientras Trump visita Florida y Georgia, Biden pasará el día en Michigan, un estado del norte que el republicano ganó por poco en 2016 pero donde las encuestas lo muestran rezagado esta vez. Se espera que Biden hable sobre el acceso a la salud y que asista a una reunión de líderes religiosos de la comunidad afroamericana. Biden tiene una ventaja de dos dígitos en las encuestas nacionales pero Trump las desestimó en un tuit. “Los números de las encuestas se ven muy fuertes. Grandes multitudes, gran entusiasmo. Ola roja masiva en camino”, escribió el mandatario en la red social, haciendo referencia al color que distingue al partido republicano.

Sin embargo, el optimismo de Trump no es compartido por algunos miembros destacados de su partido como el senador de Nebraska Ben Sasse, que se unió a sus colegas senadores republicanos Lindsey Graham, de Carolina del Sur, y Ted Cruz, de Texas, para expresar su preocupación.

En una llamada telefónica con los electores esta semana a la que el diario The Washington Examiner tuvo acceso, Sasse dijo que una derrota de Trump parece “probable” y que los republicanos también podrían perder el Senado.

Dejá tu comentario