24 may. 2024

Tres de cada cuatro paraguayos creen que los políticos son corruptos

La percepción apunta a mayoría de los que hacen actividad política, según informe sobre cultura política. Casi la mitad de consultados no confían en que Fiscalía investigue los casos de corrupción.

informe sobre cultura democrática, de USAID_34238215.jpg

Presentación. Ignacio González, Leticia Alcaraz y Fernando Boidi, responsables editoriales.

Alrededor de uno de cada diez paraguayos percibe a la corrupción como el principal problema del país. Esto posiciona a Paraguay como el segundo país de la región, después de Colombia, con mayor porcentaje de personas que ven a la corrupción como principal problema. Este es uno de los hallazgos del informe Cultura política de la democracia en Paraguay y en las Américas 2021: Tomándole el pulso a la democracia, que muestra resultados “poco alentadores” con respecto al país no solo porque refleja una población altamente preocupada por los elevados niveles de corrupción, sino también porque manifiesta mayor tolerancia frente a estas actitudes.

“El panorama se agrava con la percepción de impunidad y falta de atención del Estado a la problemática”, resalta el documento presentado ayer en un hotel capitalino por Ignacio González Bozzolasco, sociólogo, investigador y docente universitario; Leticia Alcaraz, socióloga y máster en Acción Solidaria Internacional y coordinadora del Área de Investigación de la Fundación CIRD, y Fernanda Boidi, directora de Trabajo de Campo y Asociaciones Regionales de LAPOP Lab y coordinadora regional para América del Sur del Barómetro de las Américas.

La generalización de la corrupción en Paraguay se ha incrementado, el porcentaje de paraguayos que cree que todos o la mayoría de los políticos son corruptos ha crecido en 10 puntos porcentuales y la percepción de que la mayoría de los políticos del país están involucrados en actos de corrupción es una de las más altas de la región, solamente superada por Brasil, Perú y Colombia.

Por otra parte, apenas 1/3 de los paraguayos está satisfecho con el funcionamiento de la democracia. Comparado con otros países de la región, solo 34% de la población está satisfecha con la democracia frente a un 82% de los uruguayos, por ejemplo.

Sin embargo, resalta el informe, basado en una encuesta comparada en la región, científicamente rigurosa y exhaustiva, la mitad de los paraguayos sigue prefiriendo la democracia a cualquier otra forma de Gobierno. “Aunque este apoyo es de los más bajos de la región”, advierten.

A la pregunta: ¿Cree usted que cuando el país enfrenta momentos muy difíciles, se justifica que el presidente del país cierre el Congreso y gobierne sin Congreso?, alcanzó su valor máximo en el 2021, con un 37% de la población aprobando esto, y está entre los más altos de la región. En 2019, 27% justificó que el presidente gobierne sin Legislativo.

CORRUPCIÓN E INSTITUCIONES. La población paraguaya percibe mayores niveles de impunidad frente a la corrupción en 2021. “Casi la mitad de los paraguayos no tiene ninguna confianza en que la Fiscalía investigue casos de corrupción. En 2021, también existe mayor desconfianza en que el sistema judicial castigue a los corruptos”.

El 53 % de los compatriotas consultados cree que la corrupción de los funcionarios públicos está muy generalizada.

Otro aspecto resaltante es que se mantiene baja la percepción; (solo 24%) cree que los derechos básicos están bien protegidos.

La confianza en las elecciones cayó al valor más bajo en la serie (solo 29% confía).

En tanto que la confianza en los medios de comunicación se encuentra en caída. En 2019, el 48% de la población encuestada expresaba mucha confianza en los medios. En 2021, solo 39% respondió así. Sin embargo, este porcentaje se halla entre los valores más altos de la región.

OTROS HALLAZGOS

Golpe de Estado. Casi la mitad de los paraguayos considera que mucha corrupción justificaría una acción como esta.

Justicia. Existe mayor desconfianza en que el sistema judicial castigue a corruptos.

Soborno. El porcentaje de paraguayos víctimas de solicitud de soborno por un funcionario público ha crecido en más del doble.

Gobiernos locales. Se mantiene confianza.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.