Política

Tras allanamientos confirman que Messer y su socio lograron escapar

Édgar Medina

HERNANDARIAS

Los dos doleiros o cambistas buscados por el caso Lava Jato en el Brasil, Darío Messer y Bruno Farina, ambos con cédula de identidad paraguaya, tuvieron tiempo de huir antes de que una comitiva fiscal policial allanara sus viviendas. Solo algunos documentos personales, bancarios y computadoras fueron incautados.

Messer, conocido como el "hermano del alma" del presidente de la República, Horacio Cartes, vació la residencia que ocupaba en el exclusivo complejo cerrado Paraná Country Club de Hernandarias, hace dos días, mientras que Farina, ya no apareció en su casa desde el último fin de semana, según los intervinientes.

La comitiva encontró una computadora portátil, dos vehículos estacionados en el garaje de la casa de Messer y la puerta trasera de la casa abierta. En la de Farina, hallaron documentos personales, extractos de tarjetas de créditos y bancarios, tableta y GPS, además de otros elementos de la vivienda.

Agentes de la Interpol y del Grupo Especial de Operaciones, acompañaron a los agentes fiscales Manuel Rojas Rodríguez y Juliana Giménez, para tratar de cumplir una orden judicial de detención de personas e incautación de documentos, en el marco de una orden de captura internacional, con código rojo, y un juicio de extradición requerido por la Justicia brasileña.

En el Brasil son requeridos por organización criminal, corrupción activa y pasiva de lavado de dinero, evasión de moneda corriente, como parte de un esquema corrupto conocido como Lava Jato. Los dos brasileños se presentaban como prósperos empresarios en el Este del país, Messer era de bajo perfil, tendría varias estancias en el país, además de la inmobiliaria Matrix Realty SA, conocida por haber loteado parte de una reserva natural del Paraná Country Club, con oposición de un grupo de vecinos, que había sido beneficiado con el veto del Ejecutivo a un proyecto de ley, sancionado por ambas cámaras del Congreso, en el 2014. Posee oficina en el exclusivo edificio Paraqvuaria, del mismo complejo cerrado, según los investigadores. Mientras que Farina sería propietario del Club del Vino Bebi y Gostei, del Paraná Country Club y presidente de una empresa de seguros médicos.

Temas

Dejá tu comentario