22 abr. 2024

Toman la Municipalidad de Arroyito, tras detectar cinco obras fantasmas

Ayer se reanudó la medida de fuerza iniciada por estudiantes del colegio Julio Otaño, quienes obligaron a ediles a sesionar en la comisaría. Denunciarán al intendente en Delitos Económicos.

Extraordinaria. La sesión de la víspera se realizó en el patio de la comisaría de Arroyito.

Extraordinaria. La sesión de la víspera se realizó en el patio de la comisaría de Arroyito.

Estudiantes del colegio Julio D. Otaño y pobladores de Arroyito, Concepción, siguen tomando la institución municipal, administrada por el intendente colorado Samuel González, exigiendo la presencia de la Fiscalía de Delitos Económicos por la detección de cinco obras fantasmas.

Este lunes volvieron a bloquear el ingreso a la Municipalidad y obligaron a la Junta a sesionar en forma extraordinaria en el patio de la comisaría local, donde los ediles en mayoría absoluta (7 a 2) decidieron encabezar la denuncia en Delitos Económicos del Ministerio Público en forma inmediata. “Tomamos la determinación de acompañar la inquietud de la ciudadanía y vamos a realizar la denuncia, ya que nosotros jamás supimos que estas obras estaban proyectadas”, señaló Eusebio Martínez, presidente de la Junta.

Los pobladores accedieron a documentos públicos de la Contraloría General de la República (CGR) en los cuales hallaron facturas de pagos por cinco obras inexistentes por valor de G. 650.000.000.

LAS OBRAS. Figuran entre las obras supuestamente realizadas un baño sexado para el colegio Julio de Otaño, por G. 120.622398, supuestamente construido por San Blas Construcciones, de Lino Ozuna; una cancha de fútbol de salón con valla perimetral en el Centro Comunitario del Asentamiento Núcleo 3, por G. 182.500.000, construida en papeles por Construcción Alex de Alen Elpidio Cardozo.

Mencionan además alcantarillado sanitario frente a la iglesia de Arroyito por valor de G. 95.000.000, obra encarada supuestamente por Construcción San Silvestre, de Silvino Ortiz; y el pago inicial de G. 60.000.000 por la construcción de un bloque de tres aulas con estructura de hormigón armado en la Escuela Mayor Julio de Otaño de Arroyito a Construcción San Silvestre; y creación de dos aulas en la Escuela Serapio Valenzuela de Calle 18, zona sur, por valor de G. 193.000.000.

“No vamos a parar hasta tanto haya intervención fiscal; nosotros dimos nuestra confianza al intendente y ahora debe responder ante la Justicia”, señaló Salvador Sánchez, poblador de Núcleo 3, donde teóricamente se construyó una cancha de fútbol.

Victoria Prieto, madre de familia, indicó que la comunidad educativa del colegio Julio Otaño está indignada, “por eso salimos a acompañar a nuestros hijos, porque no podemos permitir que nuestro dinero se mal utilice”, señaló la mujer.

El padre José Zavala, cura párroco local, lamentó el hecho ocurrido y destacó que como ciudadanos comprometidos con la comunidad no pueden acallar las denuncias. “A mí me afecta directamente porque hay una construcción inexistente de alcantarillado sanitario, que el mismo intendente aceptó que no se hizo”, destacó.

Agregó que la semana pasada el intendente Samuel González salió a explicar a los manifestantes que utilizaron el sistema de canje (calesita) para pagar otras obras realizadas con anterioridad y que con el próximo desembolso se estarán ejecutando las obras cuestionadas.

650.000.000 millones de guaraníes fueron supuestamente invertidos en cinco obras fantasmas para instituciones de Concepción.

Dará a conocer su postura
Tras mucha insistencia, el intendente Samuel González, en comunicación privada, indicó que tendría una reunión en la Fiscalía y luego avisaría a la prensa para dar su postura sobre las denuncias en su contra.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.