País

Temporal deja destrozos a su paso en Gran Asunción

 

Raudales, destrozos y cientos de familias sin energía eléctrica. Esto dejaron la intensa lluvia y los vientos superiores a 100 km/h registrados ayer, que en segundos afectaron a ciudades de Ñemby, Villa Elisa y Fernando de la Mora y otras zonas del Departamento Central.

La escuela y colegio Miguel Ángel Rodríguez, de Villa Anita, Ñemby, fue una de las más dañadas por los vientos huracanados que tumbaron un tinglado y una muralla. El 90% de la estructura escolar sufrió daños en el techo, según el director Albino Franco. Una alumna resultó herida, pero no reviste gravedad. Los estudiantes pasaron el susto de sus vidas, gritando auxilio en medio del ventarrón que llegó por la tarde en horario de clases.

El Ministerio de Educación suspendió las actividades pedagógicas y administrativas en el colegio para hoy y solicitó intervención del Ministerio Público para investigar los hechos.

Se registraron árboles caídos, voladuras de techo y caída de columnas del tendido eléctrico en varios puntos de la ciudad.

Esta fue la constante también en la ciudad de Villa Elisa, donde el Paseo Parque de la ciudad quedó totalmente devastado, con decenas de árboles tumbados. Sobre Acceso Sur, el tránsito se vio afectado por troncos y cables sueltos.

La parada de taxi N° 12 fue derribada, sobre la avenida Américo Pico. Casas y comercios sufrieron daños. En el Hospital Distrital llegaron siete heridos, pero no de gravedad.

Dejá tu comentario