Economía

TDP refuta argumentos de la SET sobre la retención de impuestos

 

José Fernández Zacur, representante legal de la empresa TDP SA, concesionaria de la Quiniela, explicó respecto de la interpretación de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET), sobre las obligaciones tributarias, que el contribuyente del impuesto no es la concesionaria, sino que eran los apostadores, a razón de que la misma ley (la N° 431/73) ya está derogada y no se había reglamentado.

Esto último permitió la operatividad de la empresa para pagar el 100% de los premios a los apostadores, sin ninguna retención, ya que el nuevo sistema tributario iniciado en 1992 no contemplaba más los alcances de esa ley.

“Esa ley se derogó hace dos años; TDP no se quedó con ningún guaraní de más y no dejó de pagar lo que correspondía (a los apostadores) o deducir dinero del premio, ya que no existía una norma que reglamentara el modo acerca de cómo tenía que hacer esa retención”, explicó.

Ciertamente, indicó que era necesaria la reglamentación, ya que hay una norma específica en la Ley N° 125/91 que establece la obligatoriedad de ello. El artículo 240 de esa ley indica: “(…) La reglamentación precisará para cada tributo la forma y las condiciones de la retención o percepción, así como el momento a partir del cual los agentes designados deberán actuar como tales (…)”.

El abogado explicó también que la Quiniela es un juego con alto volumen de juego, destacando que un apostador juega varias veces al mes e incluso a veces también al día. “En la hipótesis de que juegue en el mes 20 veces, gana 6 y pierde 14, no hay beneficio para él”, aseguró.

El profesional agregó que mal podría ir TDP contra sus apostadores, tocando arbitrariamente sus premios; entonces, pagó el 100% de los mismos. También aseguró que TDP es solo un agente de retención; y ya que la ley habla de beneficios, arbitrariamente no se puede tocar plata del apostador, ya que este dejaría de jugar cuando perdiese la confianza, según apuntó.

En un espacio reservado, publicado por TDP recientemente, la empresa especifica además que las actuaciones de la Conajzar durante el último llamado de Quiniela se ajustaron a derecho y prueba de ello es que fueron íntegramente aprobadas por Decreto N° 4452 del 4 de diciembre de 2020, suscrito por el presidente de la República.

Además, el competidor perdidoso desistió de la acción contencioso-administrativa que promoviera contra la adjudicación y el Tribunal de Cuentas, Segunda Sala, hizo lugar al desistimiento por Acuerdo y Sentencia N° 134 del 20 de mayo de 2021.

“La Conajzar adjudicó a TDP SA la concesión de la Quiniela por haber ofertado un canon que representa (durante todo el plazo concesionado) cerca de G. 160.000 millones más que el ofertado por el competidor perdidoso: 19,6% mensual sobre recaudación bruta contra apenas el 15,51% mensual”, sostiene parte del espacio publicado en medios.


La empresa concesionaria de la Quiniela sostiene que la ley que establecía la retención de impuestos nunca fue reglamentada y que actualmente ya se encuentra derogada.

Dejá tu comentario