Economía

Tabacaleros evadieron USD 4.800 millones en 12 años, según estudios

Informes hechos por Cadep y universidad de EEUU revelan que, entre 2008 y 2019, fabricantes de cigarrillos evadieron USD 400 millones por año. Producción fue 6 veces más que ventas legales.

El Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (Cadep), con apoyo de la Universidad de Illinois, Chicago, de los Estados Unidos (EEUU), presentó ayer las principales conclusiones de su estudio Superproducción tabacalera en Paraguay. Impactos domésticos y transfronterizos y realizó un adelanto de su nuevo análisis llamado Tabaco en Paraguay. Cadena productiva, marcas registradas y contribución impositiva. La presentación oficial del primer documento se realiza hoy.

Estos reportes analizaron el comportamiento del consumo y la producción de cigarrillos en Paraguay entre los años 2008 y 2019, contemplando la oferta neta y las ventas declaradas, con datos tomados del BCP, Aduanas, SET y encuestas propias.

Los principales hallazgos de estos informes revelan que la producción de cigarrillos ha sido seis veces más que las ventas declaradas de los fabricantes en el periodo de doce años analizado. En ese sentido, da cuenta de que mientras se producían 2.735,1 millones de cajetillas por año, se declaraban 345,4 millones y se consumían localmente solo 199,4 millones. La brecha entre lo fabricado y lo declarado es de 2.300 millones de cajetillas anuales, en promedio (ver primera infografía).

LA SUPERPRODUCCIÓN TABACALERA EN PARAGUAY.png

Teniendo en cuenta estas variables y los precios de los productos, los estudios calculan que los tabacaleros evadieron entre USD 380 y USD 400 millones por año en el impuesto selectivo al consumo (ISC), lo que implica que entre 2008 y 2019 se dejó de pagar al Fisco entre USD 4.560 millones y USD 4.800 millones por las operaciones ilícitas.

El dinero que dejó de percibir la Administración Tributaria en esos 12 años equivale al triple de la deuda tomada mediante la Ley de Emergencia para enfrentar al Covid-19.

CONTRABANDO. “La gran brecha existente entre la oferta neta estimada de cigarrillos y el consumo doméstico puede llevar a la conclusión de la posible existencia de un tráfico ilícito de venta de cigarrillos hacia los países vecinos, especialmente al Brasil”, continúa diciendo el Cadep.

Es que, de acuerdo con las estadísticas oficiales de las exportaciones, Brasil ni siquiera aparece como uno de los destinos del envío legal de tabaco. Esto, siempre según los reportes lanzados ayer, pese a que el 28% de las marcas comercializadas en el vecino país, señaladas como provenientes de un tráfico ilegal, se encuentran registradas en Paraguay (ver la segunda infografía).

MARCAS DE CIGARRILLOS PARAGUAYOS EN EL MERCADO.png

Los estudios dan cuenta de que en ese mercado negro están incluidos los cigarrillos Eight, Palermo, Rodeo y Te, producidos por Tabacalera del Este SA (Tabesa); así como la marca San Marino, de la compañía Palermo SA. Ambas empresas son propiedad del ex presidente de la República Horacio Cartes, líder del movimiento Honor Colorado.

SIN CONOCIMIENTO. ÚH consultó al presidente de la Unión de Tabacaleras del Paraguay, José Ortiz, su opinión respecto a los estudios lanzados ayer por Cadep y la Universidad de Illinois, Chicago. El directivo de Tabesa afirmó que todavía no leyó los informes. Dijo que a su vuelta del exterior analizará los documentos.

Dejá tu comentario