País

Suspensión a Imedic es una persecución, alega abogado

 

La decisión de la Dirección Nacional de Vigilancia Sanitaria (Dinavisa) del Ministerio de Salud de suspender temporalmente a la empresa Insumos Médicos SA (Imedic) y la imputación de la titular de la firma forman parte de una campaña de persecución que busca acallar al clan Ferreira.

Así lo afirmó ayer uno de los abogados de la empresa, Andrés Casati. El representante legal sostuvo que llama mucho la atención “la demasiada energía laboral del funcionariado público” para dictar una suspensión el 12 de junio, feriado, tres días después de que la Fiscalía impute a la presidenta de Imedic, Patricia Ferreira, por uso de documentos falsos y comercialización de medicamentos no autorizados.

Según Casati, la suspensión de Imedic se resolvió en pleno proceso de sumario sin que la firma tenga oportunidad de presentar sus alegatos, violando el derecho constitucional de la defensa, y calificó esto como una abierta persecución a la familia Ferreira.

Además, cuestionó el actuar de los fiscales Marcelo Pecci y Susy Riquelme por anunciar e imputar a Patricia Ferreira sin tener en su poder la carpeta fiscal, que estaba en manos de los fiscales interinos.

“Acá parece que hay un ánimo de callar y exterminar a los Ferreira. Se van a tomar todas las acciones legales por todas las irregularidades que, si hubo, el responsable dentro del proceso licitatorio es el Ministerio de Salud con sus autoridades”, afirmó Casati, haciendo alusión a la polémica por la compra de insumos médicos chinos para la lucha contra la pandemia que Salud finalmente rechazó porque no reunían las especificaciones técnicas.

Señaló que llamativamente los ex fiscales integrantes de la Comisión Especial de Control de Compras de Covid: Arnaldo Giuzzio, Rene Fernández, Carlos Arregui, que antes tenían el concepto de que el primer y máximo responsable en una institución es el ordenador de gastos, hoy cambien este concepto, “porque en las denuncias presentadas están el portero y el sereno del ministerio”.

“En ningún momento vimos que hayan sido sujetos de investigación el director jurídico, el director administrativo y financiero y ni el ministro de Salud (Julio Mazzoleni), que es el ordenador de gastos que proporcionó el adelanto a la empresa para la adquisición de los insumos. Es evidente que Imedic está condenada”, sentenció el abogado Andrés Casati.

Dejá tu comentario