Sucesos

Sospechan que policía fue chofer de banda que asaltó a intendente

 

El oficial Félix Guzmán González, quien cumple servicio en la Comisaría 55ª Central, fue detenido en medio de allanamientos por el caso del asalto al intendente de San Antonio, Raúl Mendoza Ramos, ocurrido el pasado domingo.

Según los investigadores, el oficial Guzmán participó de forma directa del atraco, conduciendo el vehículo que transportó a los asaltantes que cometieron el golpe.

“Tenemos la información de que él condujo el automóvil”, adelantó el fiscal Lorenzo Lezcano, uno de los investigadores designados para esclarecer este caso.

El uniformado no habría participado de forma directa

Lezcano explicó que análisis de llamadas que se realizaron ubican al oficial en el lugar donde se registró el asalto en la mañana del domingo 20 de junio, en San Antonio.

El comisario Rubén Paredes, jefe de Investigación Criminal del Departamento Central, indicó que no se puede descartar que el policía haya participado en otros hechos similares.

“El policía es parte de la banda, ya se lo tenía en la mira, pero ahora tenemos informaciones precisas. Uno de sus celulares conecta con la localización exacta del asalto y comunicaciones con integrantes de la banda”, afirmó el comisario Paredes, en comunicación con radio Monumental.

La detención se produjo en la casa de Guzmán, en Ñemby, donde llegaron agentes de la Brigada del Departamento Central y de Antisecuestro.

Sobre el mismo caso, ayer también se realizaron allanamientos en otra localidad de Ñemby y en la ciudad de Capiatá.

OTROS DETENIDOS. Los tres procedimientos que se realizaron desde la madrugada de ayer permitieron la detención, además del oficial policial, de Diego Hugo González Romero, alias Bichin, y de Ángel David González Romero (27), entre otros.

Cámaras de seguridad instaladas en la zona ayudaron a que los intervinientes puedan determinar la hoja de ruta realizada por los que cometieron el asalto.

De acuerdo con los datos que se manejan, los asaltantes venían siguiendo al vehículo de Mendoza, que se reunió con un grupo de colaboradores antes de empezar la jornada electoral.

En las imágenes se puede ver cómo los mismos ingresan con armas largas y ordenan a los presentes que se tiren al suelo.

Amenazando con las armas, dando golpes y patadas a los presentes, preguntaban dónde estaban los G. 1.200 millones. Finalmente, el reporte oficial indica que se fueron del lugar llevándose G. 205 millones, dinero que el intendente tenía preparado para gastos electorales, como él mismo declaró después.

Dejá tu comentario