Economía

Sonados casos de sospecha de lavado influyen en examen

 

La forma en que se conduzcan los procesos de investigación de sonados casos de sospecha de lavado de dinero, como los que involucran a Óscar y Ramón González Daher y sus familiares (nombres influyentes de la política y la dirigencia deportiva local), será vital para que Paraguay salga bien parado en el examen sobre blanqueo de activos y financiamiento del terrorismo, del Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (Gafilat).

Esta reflexión la compartió Alberto Acosta Garbarino, presidente del Banco Familiar y miembro de la Asociación de Bancos del Paraguay (Asoban), tras la reunión que mantuvo el gremio con la misión de Gafilat. Informó que en este encuentro se interiorizaron de los detalles del proceso de evaluación y destacó el papel del sector privado para la provisión de información.

“Los casos (de investigación de lavado de dinero) que son de público conocimiento creo que son positivos desde el punto de vista de la evaluación (de Gafilat) porque demuestra que hay resultados, que se está castigando a la gente que ha cometido los delitos”, expresó el banquero.

“Una cosa que justamente se tiene en cuenta en esta evaluación, a diferencia de la anterior, que era básicamente de la elaboración de leyes, (es que) acá se va a evaluar el resultado de las leyes: Sí se están aplicando, por eso es una evaluación al país en su conjunto, tienen que funcionar la Fiscalía, el Poder Judicial, tienen que estar las leyes promulgadas”, agregó.

Por otro lado, Acosta Garbarino aseguró que el sistema bancario es el que está mejor preparado para responder a las consultas de Gafilat y que cumplen con los reportes de operaciones sospechosas cada vez que aparecen clientes con origen de fondos aparentemente irregular.

El ministro de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad), Carlos Arregui, sostuvo que están dando seguimiento a los casos de investigación de lavado de dinero que van apareciendo e informó que seguirán trabajando con las demás instituciones para coordinar los esfuerzos.

El presidente de Gafilat, Sergio Espinosa, recordó por su parte que el examen se aplica a todo el país, no solo al Gobierno, y dio especial énfasis al análisis que los evaluadores efectuarán al sector no financiero, que no cuenta con un regulador natural.

“No basta que estén en alguna regulación como entidades obligadas a reportar, sino que tienen que ser supervisadas en cuanto a ese rol. Todo eso va a ser visto por los evaluadores: Si hay la regulación que establece que son sujetos obligados a reportar, si hay acciones de supervisión, si hay reportes efectivamente recibidos de esos sectores o no”, advirtió Espinosa, en la conferencia de prensa que brindó como cierre de la jornada que mantuvo este lunes con titulares de los Poderes del Estado y el sector privado, con lo que inició el examen.

La única institución que se negó a dar declaraciones sobre lo tratado en la reunión que mantuvo con la misión del Gafilat fue el Banco Central del Paraguay (BCP).


Crearán sistema unificado de estadísticas
Atendiendo a que la cantidad de sentencias y sus argumentos serán puntos claves que tendrán en cuenta los evaluadores de Gafilat cuando vengan al país en mayo próximo, se creará un sistema unificado de estadísticas sobre sentencias y procesos de investigación de casos de lavado de dinero, con información proveniente de la Seprelad, el Ministerio Público y el Poder Judicial. Así anunció Diego Marcet, asesor jurídico de la Seprelad. Sergio Espinosa reconoció que la recopilación de información sobre sentencias de casos de lavado de dinero requiere paciencia y recordó que en su país (Perú) se sigue recibiendo datos incluso después de culminada la evaluación.

Dejá tu comentario