Sucesos

Soldado israelí, acusado de triple crimen, queda libre

Agustín Martínez Martínez, alias Soldado israelí, acusado por el crimen del político carapegüeño Ricardo Cabello y de dos de sus empleados, Hilario Marecos y Alberto Medina, y la incineración de los cuerpos en un horno de carbón, recuperó su libertad. El triple homicidio se registró en mayo del 2009, en la compañía Isla Alta, de Ybycuí, Departamento de Paraguarí.

El hombre posee antecedentes por similares delitos en Argentina, Misiones y Quiindy, ocasiones en que supuestamente procedió con el mismo modus operandi; es decir, incineró los cuerpos de sus víctimas. Se había fugado a tiros y al puro estilo Rambo de una cárcel de Argentina, y en Quiindy, presuntamente, había asesinado a un estanciero. La Sala Penal de la Corte decidió hacer lugar al cuarto hábeas corpus reparador planteado por él, bajo patrocinio de su abogada Tania Llorens.

La Sala, que quedó integrada por los camaristas Pedro Mayor Martínez, José Agustín Fernández y con el voto en disidencia de Miryam Peña, decidió revocar la prisión, alegando que se cumplió la pena mínima por homicidio doloso y abigeato. Todos argumentaron que Martínez está preso en Tacumbú hace 6 años y 7 meses, compurgando la pena mínima.

Sin embargo, el fiscal Darío Villagra indicó que es lamentable que le otorguen la libertad a Martínez, después de ser sindicado de ser autor del macabro triple homicidio, que conmocionó a toda una ciudad. Además, refirió que la Corte fue muy condescendiente en no sancionar a Llorens tras tener cuatro denuncias en la Superintedencia de la Corte, por chicanas dilatorias.

La causa fue elevada a juicio oral en febrero del 2010, pero no se pudo llevar a cabo hasta ahora por varios incidentes dilatorios.

Dejá tu comentario