País

Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que estos? Apacienta mis corderos

 

Hoy meditamos el Evangelio según San Juan 21,15-19. El papa Francisco, a propósito del Evangelio de hoy, dijo: “¿Cómo va el primer amor? Es decir, ¿estoy enamorado de ti como el primer día? ¿Soy feliz contigo o te ignoro? Preguntas universales que hay que hacerlas con frecuencia.

Y no solo los cónyuges en la pareja, sino también los sacerdotes y los obispos ante Jesús. Porque es Jesús quien nos lo pregunta como un día hizo con Pedro: “Simón, hijo de Juan, ¿me amas?”.

Esta es la pregunta que me hago a mí, a mis hermanos obispos y a los sacerdotes. Cómo va el amor de hoy, el de Jesús, ¿no? ¿Es como el primero? ¿Estoy enamorado como el primer día? ¿O el trabajo, las preocupaciones un poco me hacen mirar otras cosas, y olvidar un poco el amor? Pero los cónyuges pelean, pelean. Y eso es normal. Pero cuando no hay amor, no se pelea: Se rompe.

Jamás olvidar el primer amor. Jamás. Hay que tener varios aspectos presentes en la relación de diálogo de un sacerdote con Jesús:

1- Antes de querer convertirse en un intelectual de la filosofía, de la teología o de la patrología debe ser un pastor, tal como Jesús le pidió a Pedro cuando le dijo: “Apacienta mis ovejas”…

2- La segunda es esta: “¿Soy pastor, o soy un empleado de esta ONG que se llama Iglesia?”. Hay una diferencia. ¿Soy pastor? Una pregunta que yo debo hacerme, que los obispos se deben hacer, y también los sacerdotes: Todos. Apacienta. Pastorea. Ve adelante.

3- No hay gloria ni majestad para el pastor consagrado a Jesús. No, hermano. Terminará del modo más común, incluso más humillante, tantas veces, en un lecho, que te dan de comer, que te deben vestir… El destino es terminar como terminó él, amor que muere como la semilla de grano y después vendrá el fruto. Pero yo no lo veré.

4- Sígueme: Si nosotros hemos perdido la orientación o no sabemos cómo responder sobre el amor, no sabemos cómo responder sobre ser pastores, no sabemos cómo responder o no tenemos la certeza de que el Señor no nos dejará solo. Él dice: “Sígueme…”.

(Frases extractadas de https://www.pildorasdefe.net/liturgia/evangelio-juan-21-15-19-simon-hijo-juan-me-amas-apacienta-corderos).

Dejá tu comentario