Economía

Siete empresas pujan por obras de mejora del canal del río Pilcomayo

 

El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) abrió ayer los sobres de ofertas de la subasta a la baja electrónica para la ejecución de obras de ampliación y profundización del canal de toma de aguas del río Pilcomayo, que para este año demandará una inversión de 11 millones de dólares.

Siete empresas pujaron, fundamentalmente, para adjudicarse los lotes uno y dos. Un comité de evaluación determinará a los ganadores.

La subasta a la baja electrónica se realizó en el marco de la Licitación Nº 53/2018 y también comprende la limpieza e interconexión de cañadas para la conducción de las aguas que ingresan al territorio nacional desde la embocadura, bajando por San Antonio, General Díaz y el Estero Patiño.

La empresa Ingeniería de Topografía y Caminos SA (TAC SA) es la que aparece con la menor oferta de 17.500 de guaraníes por metro cúbico en la competencia por el lote 1. En el lote 2, la oferta menor de la subasta a la baja electrónica fue del Consorcio Río Pilcomayo con G. 13.950 por metro cúbico.

Durante el acto de ayer, las empresas presentaron objeciones entre ellas, a partir de supuestos incumplimientos en las exigencias de la licitación, tanto a nivel técnico como de profesionales para la realización de las obras.

PROCESO. El ingeniero Artur Niedhammer, titular de la Comisión del Pilcomayo, apuntó que luego de la competencia en la subasta una comisión hará la evaluación de las ofertas. “Ya sabemos quién tiene el precio más bajo. Lo que se modificó de la licitación anterior fue que se hizo un precio unitario y se compitió por los metros cúbicos que se van a cavar”, explicó.

Añadió que este sistema fue más fácil para las empresas a fin de competir. “Ahora, el comité de evaluación analizará las quejas que se presentaron. Si la empresa que tuvo el mejor precio no cumple, se pasa a la segunda mejor oferta y si esta tampoco cumple, se va a la tercera”, explicó.

Niedhammer dijo que los trabajos en el Pilcomayo son bianuales, por lo tanto este año se invertirá 11 millones de dólares y el mismo monto el próximo año.

Admitió que es poco el tiempo que resta para que las obras se inicien. “Las riadas vienen en diciembre en Navidad y Año Nuevo, pero las empresas presentes aquí tienen la capacidad de hacerlo en dos meses siempre que se cierre la embocadura para poder trabajar con máquinas convencionales en el cauce”, puntualizó.

Refirió que la decisión del comité podría estar en unos quince días, pero por la burocracia entiende que llevaría un mes.

En cuanto a los sedimentos que acarrea el río, indicó que eso es normal que ocurra y siempre tienen que ver dónde depositar cuando entran al territorio nacional.

Dejá tu comentario