Mundo

Servicio secreto británico protege vacuna de Oxford

 

Los servicios secretos británicos están trabajando activamente para proteger los nuevos proyectos de vacuna contra el coronavirus de las interferencias extranjeras, afirmó el miércoles el nuevo jefe del MI5, Ken McCallum.

"Está claro que ser el primero en desarrollar una vacuna viable contra este virus mortal resultará en una enorme recompensa mundial", señaló el jefe de inteligencia interior británica en rueda de prensa. "Prevemos por lo tanto que un número de organizaciones se interesen por estas investigaciones", agregó.

Científicos de la Universidad de Oxford y del gigante farmacéutico británico AstraZeneca están desarrollando un proyecto de vacuna considerado como uno de los más avanzados del mundo, que ya se está probando en decenas de miles de voluntarios en todo el mundo.

AMENAZA. McCallum advirtió que agentes extranjeros podrían querer robar la propiedad intelectual asociada a esta investigación o "manipular" los datos para poner en duda la validez de los estudios.

"Para el MI5, como para todo el mundo, el año 2020 está dominado por la pandemia", señaló el escocés.

La pandemia también ha cambiado el modo de abordar el riesgo de atentados, explicó, afirmando que los terroristas buscan nuevos objetivos debido a las restricciones sanitarias que han vaciado lugares habitualmente muy concurridos.

Además del terrorismo, los principales desafíos para la inteligencia británica incluyen las amenazas de Estados como Rusia y China, señaló.

RUSIA. "Si la pregunta es cuál es el país cuyos servicios de inteligencia están causando más problemas al Reino Unido en octubre de 2020, la respuesta es Rusia", subrayó McCallum, que antes de su nombramiento dirigió la investigación sobre el envenenamiento en 2018 con Novichok del ex espía ruso Serguéi Skripal en la ciudad inglesa de Salisbury.

Pero "si la pregunta es qué Estado va a dar forma a nuestro mundo en la próxima década, presentando grandes oportunidades y desafíos para el Reino Unido, la respuesta es China", agregó.

Rusia registró su segunda vacuna contra el coronavirus, un paso previo en el país antes de la fase final de los ensayos clínicos, anunció el presidente Vladimir Putin, cuando el número de infecciones diarias bate un nuevo récord.

El laboratorio Vektor en Siberia, "ha registrado la segunda vacuna contra el coronavirus, llamada EpiVacCorona", dijo Putin en una reunión ministerial.

La vacuna tiene un "nivel de seguridad suficientemente alto", declaró la viceprimera ministra rusa encargada de la salud, Tatiana Gólikova. La vacuna pasará ahora a la fase final de los ensayos, que implicará a 40.000 voluntarios, añadió. La primera vacuna rusa contra el coronavirus fue nombrada Sputnik V.

Dejá tu comentario