Economía

Seprelad: El 50% de playa de autos eluden el control antilavado

 

La Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero (Seprelad) recientemente informó que, de 1.142 playas de autos existentes, menos del 50% comunica los Reportes de Operaciones Sospechosas (ROS) cuando la compra de sus clientes pasan los USD 10.000, por lo que 704 negocios ya fueron advertidos. El Centro de Importadores de Vehículos Usados (CIVU) aseguró que de está a favor de los controles y que desde hace más de dos años trabaja con la Seprelad. No obstante, comentó que solo 110 playas forman parte de su asociación, por lo que la gran mayoría estaría operando de manera informal.

“Nos parece positivo el control, pero tampoco todos los importadores son socios del Civu. Nosotros tenemos solo 110 socios y hay 1.000 y pico de playas de venta, que no quiere decir que sean importadores. Las playas de venta cualquiera pueda tener, que sea importador ya es otra cosa”, remarcó Luis Pereira, vicepresidente del gremio.

Añadió que estos controles van a ir puliendo el mercado de coches de segunda mano, por lo que le parece acertada la disposición de la entidad antilavado. Sin embargo, enfatizó que muchas veces es el propio cliente el que no quiere firmar las declaraciones juradas. Alegó que numerosas ventas se perdieron por esta situación y no se debe tanto a que el adquiriente desea ocultar la información sobre los bienes, sino por el proceso de llenado.

“El cliente no quiere llenar y si el vendedor es hábil le puede hacer firmar y llena más tarde. Es poner el origen de los fondos, solo la firma necesitamos. Si la operación es sospechosa se genera el ROS. A los que estamos todos formalizados nos parece maravilloso que se aprieten los controles”, expresó.

De acuerdo con la disposición de la Seprelad, los comercios de autos usados tienen la obligación de registrar en un documento e informar cuando un cliente realiza una transacción superior a los USD 10.000 en efectivo. El objetivo es saber el origen de los fondos (ahorros, préstamos, herencia, etc.). Si el comprador se niega a firmar la declaración, el vendedor puede seguir con la operación comercial, pero debe presentar el ROS respectivo.

APOYA. Rolando Álvarez, de la Cámara de Importadores de Vehículos y Maquinarias Usadas del Paraguay (Civemup), manifestó que su nucleación respalda el trabajo de la Seprelad y aclaró que el gremio no tiene la atribución de estar controlando a sus asociados, puesto que cada empresa es responsable de sus declaraciones e informes.

“Si hay personas que están fuera de la ley, esto no se aplica solo al importador, sino a todos los sectores. Hay que declarar y hacer los controles como corresponde. Nosotros no estamos a favor ni en contra de nadie, buscamos la formalización. Ojalá Seprelad y la Fiscalía de Delitos Económicos también tengan la fortaleza de ir a hacer los controles a Aduanas”, comentó.

Este gremio está conformado por importadores en todo el país, aunque trabajan en distintas especialidades, como mecánicos para hacer cambio de volante, cigüeñeros, entre otras especialidades del sector.


La Seprelad anunció sanciones contra importadores de coches usados que no declaren los movimientos. Gremios están a favor de los controles, pero el grueso de los comerciantes no están asociados.

“Es una gran oportunidad para combatir la evasión”
Sebastián Acha, director de Pro Desarrollo Paraguay, manifestó que la resolución 56 de la Seprelad permite simplificar los controles al financiamiento para la importación de vehículos usados, pero además permitirá echar luz sobre un sector con muchas irregularidades en sus aportes a Hacienda y al Instituto de Previsión Social (IPS).
El organismo que preside analiza el comportamiento de la economía subterránea (informal) en Paraguay y desde hace tiempo remarca la informalidad que existe en el rubro de los coches de segunda mano.
“Esta es una oportunidad muy eficiente de control para Seprelad y creo que deberían aprovecharla. Si hay una actividad en que se generan sospechas por el gran movimiento de efectivo en las transacciones y por la escasísima recaudación, tanto para el Fisco por impuestos, como para IPS; es la importación de vehículos usados”, expresó.
Acha aseveró que los principales importadores de autos usados ni siquiera figuran entre los mayores contribuyentes.

Dejá tu comentario