Interior

Secundarios rechazan persecución en Otaño

 

En repudio a la persecución que recibe el joven Nelson Maciel, quien denunció presuntas irregularidades en el uso del Fonacide en Mayor Otaño, la Federación Nacional de Estudiantes Secundarios (Fenaes) exigió ayer que el Estado active mecanismos para las personas que se manifiestan en el país.

Los jóvenes calificaron de gravísimas las presuntas situaciones de violencia institucional y policial que sufrieron en las últimas semanas los alumnos de Mayor Otaño, “por el solo hecho de reclamar y exigir transparencia”.

Maciel y otros jóvenes del distrito de Otaño llevan más de 40 días de protestas por el presunto uso irregular de los recursos para educación en el municipio local.

Además, el joven enfrenta cuatro querellas por difamación, calumnia e injuria que fueron promovidas por el intendente colorado Pedro Chávez; el presidente de la seccional colorada, Leonardo Sánchez, y otros dos concejales municipales.

El joven agregó que es víctima de una persecución alegando que teme sufrir un atentado contra su integridad.

Dijo sentirse perseguido por la Policía Nacional y por los correligionarios de Chávez.

Es que incluso fue herido la semana pasada durante una gresca con la Policía local.

Días atrás, un grupo de más de 40 organizaciones también brindó su apoyo al estudiante, a través de un comunicado.

REUNIÓN. Por la tarde, el joven tuvo una reunión en el Ministerio Público, donde asignaron el caso a un fiscal de Delitos Económicos.

Asimismo, remitieron la causa de lesión en el ejercicio de funciones a la unidad especializada de derechos humanos, debido a las agresiones denunciadas por los jóvenes en Otaño.

Dejá tu comentario