Economía

Se precisan USD 25 millones para el dragado del río

 

Tanto a nivel del sector privado de transporte fluvial como del Gobierno, aumenta la preocupación por la pronunciada bajante de los ríos Paraguay y Paraná, que amenaza con cortar la navegación si no se realizan obras de dragado. Esto obligó al Ejecutivo a exceptuar el llamado para este servicio de una lista de licitaciones de obras que quedaron suspendidas por la caída de los ingresos tributarios, a raíz de la paralización de la economía por el Covid-19.

El proyecto para llamar a licitación para el servicio de dragado ya cuenta con el pliego de bases y condiciones, pero enfrenta el problema de la falta de fuente de financiación. Se requieren cerca de USD 25 millones para el efecto y están analizando las opciones para conseguir esos recursos, de modo a poner en condiciones la navegabilidad, según comentó a ÚH Jorge Vergara, director de Proyectos Estratégicos del MOPC.

Explicó que el proyecto contempla el dragado de 1.500.000 a 3.000.000 de metros cúbicos, que abarcará el río Paraguay, tanto el tramo soberano como el tramo compartido con Argentina, específicamente desde el río Apa hasta la confluencia con los ríos Paraguay y Paraná.

En ese mismo sentido, Vergara indicó que la ejecución completa sería en un plazo de 18 meses a dos años.

RECURSOS. “En total necesitamos USD 25 millones porque vamos a dragar no solo el río Paraguay, sino también el Paraná, que está con el mismo problema. El río Paraná se está dragando después de 30 años, debido a los problemas hidrológicos que tenemos, donde deben salir 3 millones de toneladas de granos, y no solamente eso, sino también importaciones de fertilizantes, combustibles, etc. Entonces, incluye también el Paraná, algunas obras en pasos críticos como en Loro Cuarto y Paso Cementerio, que tienen partes rocosas, donde debemos ver cómo solucionamos”, dijo.

El MOPC como el Ministerio de Hacienda manejan ciertas opciones para poder financiar la iniciativa; una de ellas, según el director de Proyectos Estratégicos de la cartera de obras, sería una reprogramación interna en el MOPC (sacar dinero de otro proyecto ya financiado y destinarlo al proyecto de dragado). La otra opción es buscar algún sobrante de recursos no ejecutados por otras instituciones públicas, o, de lo contrario, recurrir a un endeudamiento de corto plazo a nivel interno.


“Condiciones son muy críticas”
El titular del Centro de Armadores Fluviales y Marítimos (Cafym), Esteban Dos Santos, dijo que las condiciones de navegación están muy críticas, al punto de que la Prefectura Naval estableció mínimas marcas para navegar al sur y al norte por el río Paraguay. Señaló que en el Paraná el drama es mayor.
Mencionó que por efecto del coronavirus, el sector naviero ya tuvo una caída del treinta por ciento en el volumen de transporte de contenedores y estiman que van a cerrar el año con un 40%. Indicó que el estiaje genera importantes sobrecostos debido a que las embarcaciones solo pueden cargar cierta capacidad para poder navegar.
Dos Santos también cuestionó que el discurso del Gobierno sobre las obras de dragado de los ríos no se condice con la realidad de las necesidades. En este orden, apuntó que desde enero se viene trabajando en el pliego de bases y condiciones para el dragado, pero hasta ahora esto no se ha concretado y la situación ya es alarmante.

Dejá tu comentario