Mundo

Rodrigo Granda, condenado a 15 años de prisión

La Justicia colombiana sentenció a 15 años de prisión al guerrillero Rodrigo Granda, conocido como el "canciller" de las FARC. El mismo estuvo involucrado en el secuestro de Cecilia Cubas Gusinky.

EFE
Bogotá-Colombia
La Justicia colombiana condenó a 15 años de prisión al guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) Rodrigo Granda, conocido como "canciller", quien fue detenido en Venezuela en el 2004, informó la televisión local.
El informativo RCN Televisión indicó que Granda, supuesto responsable internacional de las FARC, fue condenado "por el delito de entrenamiento para actividades ilegales", pero tiene pendiente otra sentencia por el delito de "rebelión".
El insurgente "se dedicaba a dar instrucciones de tácticas militares, del manejo de explosivos y la forma de armar un carro bomba, aspectos estos amparados en hechos comprobados dentro del proceso", según apartes del fallo revelados por el informativo.
Granda fue detenido el 13 de diciembre del 2004 en Caracas, al parecer por agentes colombianos encubiertos que lo trasladaron a Colombia, donde se afirmó que la detención se había hecho al pasar la frontera.
El insurgente, que participó en Caracas en un foro de partidos de izquierda, negó pertenecer a los cuadros directivos de las FARC.
La operación policial desató una fuerte protesta de las autoridades venezolanas, que acusaron a las colombianas de violar la soberanía de su país y de "secuestrar" a Granda.
El incidente desató una crisis que llevó al rompimiento de relaciones comerciales con el cierre de la frontera a partir del 14 de enero, mediante anuncio del presidente de Venezuela, además de la retirada de los embajadores de ambos países. La tensión aumentó aun más cuando el Gobierno de EEUU apoyó explícitamente a Colombia en el conflicto, llegando los voceros estadounidenses a acusar abiertamente a Venezuela de apoyar a las FARC.
La crisis se resolvió cuando se realizó una reunión presidencial bilateral de carácter privado el 15 de febrero del 2005, a continuación del cual se realizara un acto conjunto de reconciliación pública. Durante la reunión ambos presidentes agradecieron la mediación de los gobernantes de Cuba, Brasil y Perú.
El conflicto de Venezuela con Colombia disminuyó, pero aumentó el de Venezuela con EEUU, ya que el Gobierno de este país acusó al venezolano de desestabilizar a los países de Latinoamérica, mientras que Venezuela acusó al Gobierno norteamericano de querer profundizar la crisis.

Caso Cubas
El "canciller" de las FARC Rodrigo Granda también fue acusado por las autoridades de Paraguay de participar en el secuestro de Cecilia Cubas, hija del ex presidente de ese país Raúl Cubas, que apareció asesinada en febrero del 2005 a las afueras de Asunción. En esa misma fecha el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, afirmó que Granda asesoró a los secuestradores de Cecilia Cubas.

Al menos 11.292 crímenes políticos en 4 años
Al menos 11.292 asesinatos políticos o desapariciones se registraron en Colombia de junio de 2002 a julio de 2006, según un informe divulgado por la Comisión Colombiana de Juristas (CCJ). De acuerdo con la CCJ, una organización no gubernamental, en ese período, que coincide con el primer mandato de cuatro años del presidente Álvaro Uribe, reelegido el año pasado, "11.292 personas fueron asesinadas o desaparecidas por fuera de combate", lo que "significa un promedio de 7,7 muertes cada día". La ONG añadió que "en total –incluidas muertes en combate– han muerto en Colombia 19.875 personas", lo que da un promedio de catorce por día. La CCJ advirtió que la responsabilidad del 75 por ciento de las muertes por fuera de combate en el periodo señalado se atribuye al Estado. Agregó que "el promedio anual de violaciones al derecho a la vida (ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzadas) atribuibles directamente a agentes estatales aumentó en un 75%, pasando de 131 a 227" en el periodo señalado. Sobre los grupos paramilitares de derecha, que participaron en conversaciones de paz con el Gobierno entre el 2003 y el 2006 y que desmovilizaron a mas de 31.000 combatientes, la CCJ señaló que asesinaron o hicieron desaparecer a 976 personas cada año. De las personas asesinadas por tales grupos 1.324 eran mujeres, 1.342 jóvenes y 678 niños, así como 52 defensores de los derechos humanos. Así mismo, 1.741 personas fueron víctimas de matanzas y 823 más fueron víctimas de tortura, según la Comisión Colombiana de Juristas. En los cuatro años citados "6.912 personas fueron detenidas arbitrariamente. Cinco personas en promedio cada día", lo que "representa un aumento frente al periodo 1996-2002, que fue de 2.869", puntualizó la ONG.

Dejá tu comentario