Sucesos

RGD: Las inhibiciones traban estudio del fallo de la pena

Como consecuencia de las inhibiciones de ministros de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y jueces para atender las condenas y causas de los hermanos Óscar González Daher y Ramón González Daher, así como las de sus respectivos hijos, hasta la fecha no se estudian ni resuelven las confirmaciones de las penas contra el clan familiar luqueño (ver cuadro).

Con la inhibición del ministro de la Corte César Diesel se suma a tres ministros que se apartan de la causa del prestamista luqueño RGD, para el estudio de las recusaciones planteadas por la defensa en el caso de usura, lavado de dinero y denuncia falsa, donde Ramón recibió la histórica condena de 15 años de prisión y comiso de bienes.

En la misma causa, su hijo, Fernando González Karjallo recibió la condena de 5 años de cárcel por usura.

En la causa, anteriormente ya se inhibieron otros tres ministros de la máxima instancia judicial. Ellos son: el ministro Manuel Ramírez Candia, quien se apartó porque su esposa fue una de las que les condenaron, y Antonio Fretes, porque tiene una acción de inconstitucionalidad promovida por RGD.

En el caso de Diesel, el ministro también se inhibió porque tiene una acción de inconstitucionalidad en su contra iniciada por el ex dirigente deportivo. Con esto, el caso ahora pasa al ministro Víctor Ríos, quien probablemente se inhiba también por el mismo motivo que sus colegas Fretes y Diesel.

En la Sala Penal, integran la causa los ministros Luis María Benítez Riera y Carolina Llanes, que esperan al tercer miembro para finalmente resolver la recusación.

Los camaristas estudiarán el recurso de apelación en contra de la sentencia que le condenó a 15 años de prisión a Ramón y 5 años de cárcel para su hijo. Sin embargo, tras la recusación de la defensa, el camarista Emilio Rolón se inhibió también, por lo que para estudiar finalmente el recurso deberá integrarse otra vez el Tribunal de Apelación.

Todas estas inhibiciones en la causa traban el estudio del recurso de apelación contra el fallo que condena el prestamista luqueño.

cuadro de asiganaciones.png

Dejá tu comentario