Sucesos

Redimen a interno por buena conducta

 

Esteban Santacruz Villalba, que estaba privado de libertad en el penal de Tacumbú, recuperó su libertad el pasado viernes al haber sido beneficiado con la figura de la redención que fue otorgada por la jueza de ejecución penal Silvana Luraghi. El hombre condenado en el 2015 por posesión de drogas, redujo su condena mediante los estudios y el trabajo realizado dentro de la penitenciaría.

Esteban, antes de dejar la prisión, concluyó el primer año de la carrera de Contabilidad Básica de la Universidad Metropolitana de Asunción a través de una beca que piensa continuar ahora que está en libertad.

Para mostrar que está dispuesto a la reinserción también estudió otros oficios como corte y confección, auxiliar en enfermería, panadería y emprendedurismo.

Se desempeñó además como facilitador del Ministerio de Educación y Ciencias, en el segundo y tercer ciclo escolar, como encargado del dispensario de salud del penal y otros trabajos.

“Toda mi familia y vecinos de San José de los Arroyos quieren venir al asadazo familiar, hay triple festejo porque coincide con el cumpleaños de mamá. Mi pequeño (hijo) Juan Ángel, también salió mejor alumno. Estoy feliz”, dijo Esteban tras abandonar Tacumbú acompañado de sus padres, sus cinco hermanos, su novia y su hijo de 9 años.

La figura de la redención está establecida en el Código de Ejecución Penal y consiste en la reducción de un día de la condena por cada tres días de trabajo o estudio dentro de los centros penitenciarios.

Dejá tu comentario