País

Recorre 6 escuelas en moto y lucha por mayor inclusión

 

Entre el polvo de la tierra blanca, los caminos en pésimo estado y los incontables edificios abandonados de Chaco’i, se mueve en moto la profesora Hermelinda Paredes. Las clases terminaron hace unos días y la profesora recorrió cada semana unos 100 kilómetros en dos ruedas.

Su tiempo transcurre en ocasiones en los tres turnos para dar clases en seis centros educativos de Villa Hayes, Remansito y Chaco’i.

Se levanta bien temprano, antes de que salga el sol y vuelve a casa cuando el astro rey ya se ocultó.

Su hija Beatriz, de dos años y medio, la espera siempre con una amplia sonrisa y las ganas de correr a sus brazos. Hace un par de meses y luego de atenciones en el Centro de Rehabilitación Integral de Teletón, la niña de dos años y medio comenzó a dar sus primeros pasos.

En el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, que se recuerda este lunes, la profe Hermelinda clama por una educación más inclusiva en el país.

Es que su sueño es que Beatriz sea independiente cuando sea grande. La pequeña nació con síndrome de Down.

“Quiero que se vaya a la escuela, que se integre a la sociedad, que estudie una profesión, ese es mi sueño para ella; que sea lo que quiera ser”, afirma la educadora.

Justamente la inclusión en las escuelas es su preocupación. “Porque no están preparadas”, sostiene.

Paredes lamenta la falta de sicólogos, profesores guías, orientadores, terapeutas en los establecimientos educativos, que puedan colaborar para lograr esta inclusión.

Para la maestra, quien se dedica a la docencia desde hace doce años, el problema de fondo es la falta de inversión en el sector.

Paraguay tiene la inversión más baja de toda la región con apenas 3,5% del PIB, cuando la Unesco, entidad que precisamente trabaja en la educación inclusiva, pide al menos un 7%.

Lo positivo. Por otro lado, destaca como bueno la vigencia de la Ley Nº 5136 de Educación Inclusiva.

“Por ahora se les tiene más en cuenta a nuestros hijos, antes no podían ni entrar a las escuelas, no se les aceptaba y le cerraban las puertas. Hoy, estas puertas están abiertas”, dice.

La Secretaría Nacional por los Derechos Humanos de las Personas con Discapacidad (Senadis), destaca que en Paraguay, el 11,6% de las personas tienen algún tipo de discapacidad.

El Registro Único del Estudiante (RUE), del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) indica que tiene matriculados a 22.000 niños con discapacidad en el sistema educativo.

La cartera inició además, en el curso lectivo que acabó, capacitaciones a cientos de docentes en esta materia, aunque estos cursos son muy criticados por los educadores.

Y Hermelinda también es un ejemplo de esfuerzo y dedicación. Los sábados, en su tiempo libre se dedica a capacitarse. Estudia una licenciatura en educación. “Creo que no tenemos que dejar de estudiar”, concluye.

Quiero que Beatriz se vaya ala escuela, se integre a la sociedad, que sea lo que ella quiera ser. Hermelinda Paredes,docente.

Dejá tu comentario