Sociales

Reconquistando espacios de la casa con Yo te ordeno

 

Tamara Celano

Alejandra Ardissone basta con darle una vaga noción de cómo debe lucir un personaje para que rápidamente lleve su mente al lugar donde reposa un vestuario que pueda responder a lo que se busca; uno de alguna de las centenares de obras que se realizaron en los 39 años del Arlequín Teatro. En ese universo de historias, ella sabe en cuál de los salones está, e incluso los retoques de talle que capaz necesiten, porque los clasificó uno a uno.

Hoy lejos del teatro, por las medidas de la pandemia, volcó esa capacidad de orden y clasificación a su nuevo emprendimiento, al que nombró Yo te ordeno.“La idea la tenía ya desde el año pasado, en un momento dado ya quise emprender este negocio y después empecé a hacer otras cosas, seguí alquilando mis disfraces y vestuarios, y eso me demandaba mucho tiempo por lo que fui dejando de lado”, refiere Alejandra sobre los inicios del proyecto, y agrega que definitivamente la lejana vuelta a los escenarios la impulsó a emprender.El orden para Ale, no es solo un trabajo sino un estado que le causa mucha satisfacción. “Me gusta mucho el trabajo de ordenar, transformar espacios embochinchados, desordenados. Ver cómo queda bien cada cosa en su lugar me produce un placer especial”, señala. Así se encarga de cada intervención de espacio con mucho detalle. Comenta que, primero busca saber qué necesita la persona que la contacta; si quiere encontrar un orden a un espacio de la casa o quiere vaciarlo y darle un nuevo uso. El servicio es para todo aquel que lo solicite. Ardissone aclara que, si bien en sus redes sociales se anuncia que puede ser para dormitorios, depósitos, escritorios y cocinas, el agregado “y lo que se te ocurra” indica que está abierta al desafío con el que pueda sorprenderle el cliente. Hasta ahora transformó cocinas, patios, bibliotecas y dormitorios mayormente. La asistencia en los hogares incluye “ordenar, clasificar las cosas, tirar lo que no hace falta y limpiar. Además, colocar las cosas en contenedores rotulados, para así guardarlos mejor”, explica Alejandra. Cambio de planesEl teatro más que su medio de vida es su vida misma, una pasión familiar compartida con su padre, el reconocido actor, director y arquitecto José Luis Ardissone, y su hermano, también actor y director, Pablo. “Es duro, se siente una impotencia tremenda, todas las ilusiones que pusimos; yo hablo como Arlequín. Este año 2020 empezó súper bien con nuestra obra para estudiantes La noche antes, que hicimos 2 funciones y teníamos prevendidas 70 funciones para colegios”, comenta, y agrega que estaban ensayando una puesta que se estrenaría en abril, y otra en estos meses, donde ella sería la protagonista. “Tenía que estar en temporada teatral en este momento, con el protagónico de una obra”, dice.Alejandra concluye que dentro de todo, prefiere ver el lado positivo. “Esta idea pudo quedar guardada para siempre y nunca la iba a llevar a cabo, si no era por las circunstancias. Y me doy cuenta que tengo un futuro interesante también en este emprendimiento”, afirma.

Con el orden como aliado, Alejandra Ardissone busca que las personas puedan volver a disfrutar de sus casas con espacios más armónicos.

Alta demanda
Con Alejandra cuenta actualmente con una gran demanda. “Ni un mes hace de este emprendimiento y estoy con mucho trabajo. Empecé a ponerle freno a los trabajos que voy tomando, porque por el momento es algo que estoy haciendo yo sola, si bien tengo una persona que en caso de necesidad me da una mano para el trabajo pesado (colocar estructuras, estantes), pero en el orden soy yo nomás”, dice.

Dejá tu comentario