Política

Reacomodos y posicionamientos

 

El Partido Colorado es una maquinaria electoral que nunca descansa. Aunque debe ser coyuntural, porque debe funcionar solamente en tiempos de elecciones, en la ANR el motor trabaja todo el año. Es un organismo vivo que se aceita de clientelismo y prebendarismo. No hay mejor época para un operador político que los comicios. La plata fluye a torrentes y más de un incauto con recursos y sin posibilidades reales de ganar ni la comisión de su barrio cae ante la retórica empalagosa de un dirigente de base, cuyo único modo de supervivencia es el electoralismo constante.
Embed

En esa dinámica hiperactiva, cuasi perversa, se aceleraron los tiempos del debate para las candidaturas de cara al 2023. Si bien, es conocida la intención de varios dirigentes, ninguno ha asumido oficial y públicamente la pretensión. Pero el anuncio hecho por Horacio Cartes movió el avispero. En una entrevista concedida a su canal de televisión, dijo que “le gusta” la dupla Santiago Peña/Pedro Alliana. En ese orden, dando a entender que le dará una segunda chance a su ex ministro de Hacienda, quien ya fue derrotado por Mario Abdo Benítez. “Ellos pueden ser una hermosa dupla”, acentuó.

En el oficialismo jugaba en solitario el ministro de Obras, Arnoldo Wiens, hoy enredado en la telaraña de la pasarela de falso ñandutí, una obra escandalosa con tufo a corrupción con sus ingredientes de sobrefacturación, privilegios para una superproveedora del Estado, cuyo “éxito” radica en el padrinazgo político de la mismísima familia presidencial. Hasta el momento, Wiens trabajaba tranquilo, gracias a su halo de pastor menonita incorruptible, pero este caso le dio una zancadilla. El tiempo dirá cuánto afectó su imagen no solo por esta cuestionada licitación en sí, sino por su reacción de castigar al ingeniero José Kronawetter, director de Obras del MOPC, quien reveló el tráfico de influencias del cuñado del presidente de la República.

Otro que salió a disputar más abiertamente el escenario es el vicepresidente Hugo Velázquez. En la reunión realizada en San Pedro el pasado 10, junto al diputado Freddy D’Ecclesiis y otros dirigentes, se lanzó la plataforma HV 2023. Allí, en un acto sin distanciamiento ni barbijos, se lanzó la plataforma, según sus allegados. Ayer informaron que el vicepresidente tiene Covid-19.

Se considera a Wiens como el caballo del comisario, pero cuentan que Marito les dijo que salgan a disputar los votos y que el candidato será el mejor posicionado en las encuestas.

REACOMODOS. Las disputas regionales empiezan a manifestarse. Este prelanzamiento de Velázquez aceleró la división oficialista y empujó el retorno del gobernador de San Pedro, Carlos Giménez, al cartismo. Dicen que la vida es una rueda. Y esto se aplica a Giménez, quien había saltado a la fama en mayo del 2017 cuando le cuestionó públicamente a Santiago Peña su imposibilidad de ser candidato porque no tenía tradición colorada ni hablaba guaraní. Entonces se pasó a las filas de Añetete y derrotó al cartismo en el departamento. Sin embargo, su rivalidad no resuelta con el diputado D’Ecclesiis dividió el oficialismo y decidió volver al cartismo de la mano de la polémica y cuestionada Perla de Vázquez. La misma que fue expulsada de la ANR, acusada por instar a votar por Cartes en el 2013, que luego se volvió devota del tabacalero. Pero la nueva derrota en San Pedro en el 2017, la dejó muy mal parada. Hoy vuelve a la palestra posando con su ex adversario en la residencia del líder de Honor Colorado.

Y así se repiten las diferencias en las diferentes regiones, donde los caciques no quieren ceder y hacen caso omiso al pedido de acuerdo solicitado por Cartes y Marito, quienes buscan el mayor consenso posible en las candidaturas municipales. La pomposa chapa Concordia Colorada hasta el momento no logra acordar en municipios claves en manos opositoras, como Encarnación, Ciudad del Este y varias ciudades de Central. Asunción es un lío más grande aún. A pesar de ser una administración colorada, no logran imponer la candidatura única.

Además, en el oficialismo varios dirigentes sostienen que el Operativo Cicatriz no es otra cosa sino un proyecto de Cartes para diluir la fuerza de los demás movimientos de cara al 2023.

El prematuro lanzamiento de la chapa cartista puede ser un bumerán porque activó las alertas de sus adversarios, dinamitó la filosofía de la concordia colorada y aceleró las divisiones. Ahora, en vez de la búsqueda de acuerdos para evitar internas sangrientas en las internas municipales, los líderes apuntalarán a sus propios candidatos para posicionarse y fortalecerse a través de ellos de cara al 2023.

Estrategia o error. En breve se correrá el telón.

Dejá tu comentario