22 jun. 2024

Qué impuestos pagan soja y sojeros

PREGUNTA:

¿Para un abordaje correcto sobre la imposición a la soja y los sojeros, ¿cuáles son los impuestos a considerar?

RESPUESTA:

En un enfoque integral del tema, hay que distinguir las personas físicas y jurídicas involucradas en el cultivo, cosecha, procesamiento local y exportación del cereal.

A. a ser considerados son los siguientes:

1. Productores, distinguiéndolos entre micro, pequeños, medianos y grandes.

2. Los acopiadores del producto, si los hay en forma separada.

3. Los agroindustriales, que toman la materia prima en estado natural, la soja en grano, y la convierten en harina, aceite y otros derivados.

4. Los exportadores de soja, en estado natural, y de productos derivados.

B. dependerán de las actividades realizadas en cada fase del proceso de producción, desde el cultivo hasta la agroindustrialización y la exportación así como de los factores de producción, insumos, bienes intermedios y de capital (maquinarias y similares) a ser utilizados en las diversas fases.

Entre los impuestos que los afectan pueden ser mencionados:

a) IMPUESTO INMOBILIARIO: La tierra o inmuebles en sus diversas extensiones (propiedades pequeñas, medianas, grandes y latifundios), utilizados para las diversas fases de cultivo, cosecha, acopio, exportación de soja como producto en estado natural (materia prima), procesamiento local de la materia prima para la producción de derivados y exportación del producto agroindustrial. El impuesto a considerar en este caso es el inmobiliario, percibido por los municipios.

b) IVA y ARANCELES. La compra local o importación de insumos, productos intermedios y bienes de capital (maquinarias y similares) están gravados. Por esta actividad debe pagarse el impuesto al valor agregado (IVA), por un lado. Son impuestos indirectos percibidos por el Ministerio de Hacienda a través de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET). Por otro lado, deben pagarse así mismo aranceles, percibidos por las Aduanas de la República, para el caso de los bienes importados.

c) IRAGRO. Por las actividades agropecuarias realizadas para el cultivo y la cosecha, se debe pagar sobre ganancias el impuesto a las actividades agropecuarias, en su nueva y actualizada versión del Iragro. Es un impuesto a la renta percibido así mismo por el Ministerio de Hacienda, a través de la SET.

d) IVA a ser devuelto. A la hora de la exportación de la soja en estado de materia prima, los impuestos indirectos vinculados al cultivo, cosecha y manoseo del cereal, en este caso el IVA, deberán ser devueltos al exportador, en la forma de créditos fiscales emitidos por la SET y que serán compensados con los próximos impuestos a pagar por el exportador.

e) IRACIS. Si el grano de soja es procesado internamente para la producción de harina, aceite y otros derivados, el impuesto a pagar sobre ganancias es el impuesto a la renta de las actividades comerciales, industriales y de servicios (no personales), el IRACIS, impuesto directo percibido también por el Ministerio de Hacienda, a través de la SET.

f) IRP. Cuando hayan superado el rango incidido, estarán gravados los ingresos de las personas físicas, vinculadas a todas estas actividades de la soja como materia prima o como productos derivados de ella, en sus diversas fases desde el comienzo hasta el final del proceso. Deberán pagar sobre el ingreso neto imponible el Impuesto a la Renta del Servicio de Carácter Personal, llamado abreviadamente Impuesto a la Renta Personal (IRP).

Próximamente se pondrá lupa en las tasas de los impuestos y sobre la necesidad de que la actividad sojera pague también un “impuesto a la toxicidad”.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.